lunes, 11 de diciembre de 2017

EL PUTSCH DE LA CERVECERÍA (1923)

La Marcha sobre Roma que llevó a Mussolini al poder (1922) ejerció una fuerte influencia sobre Hitler (lo reconoció él mismo), le mostró una nueva forma de acceder al poder. La invasión del Ruhr por tropas franco-belgas en 1923 ante la demora en el pago de las reparaciones y las reacciones consiguientes iban a crear el clima adecuado para poder llevar a cabo una acción como el golpe de la cervecería. Tras la invasión, los alemanes de la zona iniciaron una resistencia pasiva iniciaron aunque ello supuso un peligro personal considerable, clima de enfrentamientos y de gran violencia, proceso inflacionario nunca visto, empobrecimiento de la sociedad y del Estado, abandono de la resistencia pasiva y acercamiento a los vencedores por el gobierno de coalición de Stresemann que provocó fuertes protestas entre grupos nacionalistas de derechas, tensiones separatistas.... En este ambiente, Hitler considera que es el momento oportuno para la toma del poder.

cervecería Bürgerbräukeller
La cervecería donde comenzó el Putsch
Hitler intentó aprovechar las tensiones del gobierno de Baviera con el de Berlín para dar su golpe. En Baviera, Von Kahr  dirigía un gobierno nacionalista de extrema derecha que pretendía romper con Alemania y proclamar la monarquía. El 8 de noviembre de 1923 se celebró un mitin en una cervecería de Munich, convocado por Von Kahr, para mostrar la hostilidad de Baviera hacía el gobierno de Berlín. Hitler irrumpió en el mitin al grito de "la revolución nacional ha comenzado",  tras efectuar un disparo para hacer silencio, expuso sus ideas y declaró que su objetivo era crear un gobierno nacionalista en Baviera para que desde allí se extendiese a toda Alemania. Los dirigentes bávaros, intimidados por la presencia de varios miembros de las SA que en el exterior del edificio bloqueaban todas salidas y presionados en un local aparte por el propio Hitler, parecieron dar su consentimiento. En una noche tensa, Hitler consiguió la colaboración de Ludendorff que aportó credibilidad al golpe.  

Fuerzas de las SA de Rhöm lograron entrar en el Ministerio de Defensa bávaro. Un error muy importante para el fracaso del golpe fue que Ludendorff dejó en libertad a Von Karh y los otros dos dirigentes bávaros retenido; una vez en libertad, hicieron público un comunicado condenado el golpe y pudieron organizar las fuerzas para hacerlo fracasar. A la mañana siguiente, los nazis organizaron una marcha de unas 2500 personas que, encabezada por el propio Hitler y Ludendorff, se dirigió hacia el ayuntamiento de la ciudad. 


Bundesarchiv Bild 119-1486, Hitler-Putsch, München, Marienplatz.jpg
Los golpistas en Marienplatz donde se encuentra el ayuntamiento de Munich


Los manifestantes se encontraron con la policía de Múnich cuando llegaron a la plaza del Odeón (Odeonsplatz). Hubo un tiroteo, resultaron muertos catorce nazis y cuatro policías. Tras este enfrentamiento, los nazis se dispersaron. Hitler se refugió en casa de un amigo, poco tiempo después fue detenido y encerrado en la prisión de Landsberg. El intento de toma del poder"a lo Mussolini" había terminado.

En el proceso contra los autores del Putsch, que comenzó en febrero de 1924, el tribunal fue tolerante, incluso permitió a Hitler, que lucía su Cruz de Hierro obtenida en la I Guerra Mundial, criticar a la República de Weimar, hacer apología de su acción y explicar las razones patrióticas que le habían llevado a actuar así, Hitler justificó el Golpe como un intento de restaurar el honor alemán. Ludendorff se declaró inocente a pesar de haberse puesto al frente de una columna Nazi. El tribunal creyó como prueba suficiente la palabra de un oficial alemán. 

Hitler fue condenado a cinco años, aunque prácticamente se le prometió que a los seis meses quedaría libre (no estuvo preso ni un año). El Partido Nazi y su prensa (Völkischer Beobachter) fueron prohibidos. Hitler nombró a Rosenberg para dirigir el movimiento durante su encarcelamiento. Durante su cómoda estancia en esta prisión, dictó a Hess su obra Mein Kampf (de la que me ocuparé en otra entrada).


"Hitler regresó a Landsberg para iniciar el cumplimiento de su leve condena en condiciones más parecidas a las de un hotel que a las de una cárcel. Las ventanas de la habitación grande y confortablemente amueblada de la primera planta que pasó a ocupar, le bridaban una amplia panorámica de un atractivo paisaje campestre. Vestido con pantalones cortos de cuero bávaro, podía relajarse con un periódico en un cómo sillón de mimbre, de espaldas a una corona de laurel que le habían regalado unos admiradores, o sentado a una gran mesa examinando el montón de cartas que recibía. Sus carceleros, algunos de los cuales le saludaban con un "Heil Hitler", le trataban con el mayor respeto y le otorgaban todos los privilegios posibles. Llegaban continuamente regalos, flores, cartas de apoyo, encomios y alabanzas. Recibía más visitantes de los que podía atender, unos 500 antes de que se viera obligado a limitar el acceso". I. Kershaw: "Hitler, 1889-1936"

Resultado de imagen de hitler sale de la cárcel
Hitler sale de la cárcel de Landsberg
.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

LA CREACIÓN DE LAS SECCIONES DE ASALTO (STURMABTEILUNG o SA) COMO SERVICIO DE ORDEN DEL NSDAP


Imagen relacionada

En 1921, Röhm fundó las Secciones de Asalto (SA), una organización paramilitar, como Servicio de Orden del Partido. Su misión, en el momento de su fundación, era asegurar el orden en los mítines del Partido, evitar que algunas personas intentaran boicotear a los oradores nazis... Más tarde, van a ir ampliando sus misiones: intimidaciones, palizas a opositores, actos vandálicos contra personas y organizaciones no afectas o discrepantes con el Partido Nazi (especialmente comunistas y socialistas)... Impusieron su ley en la calle con suma violencia. Tuvieron un papel destacado en la preparación del camino para que los nazis llegaran al poder.

Hitler con uniforme de las SA
Muchos de los componentes de las SA fueron reclutados entre mercenarios desocupados tras la I Guerra Mundial, desempleados... hombres muy violentos. No todos eran miembros del Partido. Vestían como uniforme las conocidas "camisas pardas".

Las SA recibían fondos secretos del ejército a través del general Ritter von Epp, también por este medio les llegaron armas cortas, además de instrucción técnica y militar. 

En 1922, agrupaban a 1000 hombres que se habían convertido en 15.000 en 1923. En 1934 podían ser unos 4 millones. En 1923, se creó un mando supremo de las SA del que se encargó Göering.

En una entrada anterior explicaré cómo se llegó y qué consecuencias tuvo la "Noche de los Cuchillos Largos" en la que fueron ejecutados varios dirigentes de las SA (comenzando por su jefe Römh) y descabezada la organización.

Realizaban concentraciones en las que realizaban ejercicios de adiestramiento y se adoctrinaba a sus miembros; en ocasiones protagonizaban grandiosos desfiles con una puesta en escena muy cuidada, destinada a mostrar la fuerza del movimiento nazi.

Fuente: "La Aventura de la Historia"

Nuremberg Rally
Desfile de las SA en una reunión del Partido. Nuremberg, 1934

martes, 5 de diciembre de 2017

LA FUNDACIÓN DEL PARTIDO NAZI (NSDAP)

El capitán E. Röhm, acabada la Guerra, encargó a Hitler que entrase en contacto con el Partido Obrero Alemán (DAP), pangermanista, antisemita y antimarxista. Este Partido, que había sido fundado en Munich por Drexler en 1919, compartía los valores reaccionarios de la derecha tradicional y, además, apostó un anticapitalismo y un antisemitismo violento. Su canción “Despierta Alemania” pasaría a ser uno de los himnos favoritos del Nazismo.  

Carnet de Hitler como miebro del DAP
Cuando Hitler contactó con el partido tenía unos 50 miembros (Hitler acabó teniendo el carnet número 7). Hitler se fue haciendo con el control del DAP e  introduciendo en él a varios compañeros de armas. El Partido comenzó a crecer con gran rapidez.

Fue Hitler quien redactó los 25 Puntos del programa cuando, en febrero de 1920, el DAP, tras unirse con otros pequeños grupos, pasó a denominarse Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes (NSDAP), más popularmente conocido como Partido Nazi.

Desde julio de 1921, Hitler es su jefe indiscutible, desplazando a Drexler que era más transigente con los partidos afines. Hitler comienza a llamarse führer.




LOS 25 PUNTOS DEL PROGRAMA NSDAP, 1920

1) Pedimos la construcción de una Gran Alemania que reúna a todos los alemanes en función del derecho de los pueblos a disponer de sí mismos.
2) Pedimos la igualdad de derechos del pueblo alemán respecto a las otras naciones, la abrogación de los tratados de Versalles y Saint-Germain.
3) Pedimos tierra y colonias para alimentar a nuestro pueblo y reabsorber nuestro exceso demográfico.
4) Únicamente los ciudadanos disfrutarán de los derechos civiles. Para ser ciudadano hay que ser de sangre alemana, la confesión religiosa importa poco. Ningún judío puede, sin embargo, ser ciudadano.
5) Los no ciudadanos no pueden vivir en Alemania más que como huéspedes, y deben someterse a la jurisdicción sobre extranjeros.
6) El derecho a fijar la dirección y las leyes del Estado se halla reservado únicamente a los ciudadanos. Pedimos pues que toda función pública, de cualquier naturaleza que sea, quede vetada a los no-ciudadanos. Combatimos la práctica parlamentaria, generadora de corrupciones, de concesión de cargos por relaciones de partido, sin preocuparse ni del carácter ni de las capacidades.
7) Pedimos que el Estado se comprometa a procurar medios de existencia a todos los ciudadanos. Si este país no puede alimentar a toda la población, los no ciudadanos habrán de ser expulsados del Reich.
8) Hay que impedir cualquier nueva emigración de no-alemanes. Pedimos que todos lo no-alemanes establecidos en Alemania después del 2 de agosto de 1914 sean obligados inmediatamente a abandonar el Reich.
9) Todos los ciudadanos tienen los mismos derechos y los mismos deberes.
10) El primer deber de todo ciudadano es trabajar, física o intelectualmente. La actividad del individuo no debe de ser perjudicial a los intereses de la colectividad sino inscribirse en el marco de ésta y en beneficio de todos. Por eso pedimos:
11) La supresión de la renta de los ociosos y los que tienen la vida fácil, la supresión de la esclavitud de los intereses.
12) Considerando los enormes sacrificios de sangre y de dinero que toda guerra exige del pueblo, el enriquecimiento personal por razones de guerra debe de ser estigmatizado como un crimen contra el pueblo. Pedimos, pues, la confiscación de todos los beneficios de guerra sin excepción.
13) Pedimos la nacionalización de todas la empresas que, hoy en día, pertenecen a los monopolios.
14) Pedimos la participación en los beneficios de las grandes empresas.
15) Pedimos un aumento sustancial en las pensiones de los retirados.
16) Pedimos la creación y la protección de una clase media sana, la entrega inmediata de los grandes almacenes a la administración comunal y su alquiler, a bajo precio, a los pequeños comerciantes. Debe concederse prioridad a los pequeños comerciantes e industriales para cualquier contratación con el Estado, los Lander (Estados miembros del Estado federal) o los ayuntamientos.
17) Pedimos una reforma agraria adaptada a nuestras necesidades nacionales, la promulgación de una ley que permita la expropiación, sin indemnizaciones, de la tierra, con destino a fines de utilidad pública, la supresión de la contribución territorial, y el freno de toda especulación agraria.
18) Pedimos una lucha sin cuartel contra aquellos que, con sus actividades, perjudican el interés público. Criminales de derecho común, traficantes, usureros, etc., deben de ser castigados a la pena capital, sin consideración de su confesión o de su raza.
19) Pedimos que un Derecho Público Alemán sustituya al Derecho Romano, servidor de una concepción materialista del mundo.
20) La extensión de nuestra infraestructura escolar debe permitir a todos los alemanes bien dotados y a los trabajadores el acceso a una educación superior, y, a través de ella, el acceso a puestos de dirección. Los programas de todos los establecimientos de enseñanza deben ser adaptados a las exigencias de la vida práctica. El espíritu nacional debe de ser inculcado en la escuela desde el uso de razón. Pedimos que el Estado cubra los gastos de instrucción superior a los hijos de padres pobres, cualquiera que sea la clase social o la profesión de éstos.
21) El Estado debe preocuparse de mejorar la salud pública a través de la protección de la madre y del niño, de la prohibición del trabajo de los menores, de la introducción de medios específicos para desarrollar las aptitudes físicas a través de la obligación legal de practicar el deporte y la gimnasia, y a través de un poderoso sostén a todas las asociaciones que se ocupen de la educación física de la juventud.
22) Pedimos la supresión del ejército de mercenarios y la creación de un ejército nacional.
23) Pedimos la lucha legal contra la falsedad política consciente y su propagación por la prensa. Para permitir la creación de una prensa alemana, pedimos que:
a) Todos los directores y colaboradores de periódicos que aparezcan en lengua alemana sean ciudadanos alemanes.
b) La difusión de los periódicos no alemanes quede sometida a una autorización expresa.
c) Quede prohibida por la ley toda participación financiera o toda influencia de no-alemanes en los periódicos alemanes. Pedimos que toda infracción de estas medidas sea sancionada con el cierre de las empresas periodísticas culpables, así como con la expulsión inmediata del Reich de todos los no-alemanes responsables.
Los periódicos que van contra el interés público deben ser prohibidos. Pedimos una ley que combata las enseñanzas artísticas generadoras de la disolución de nuestra vida nacional, así como la clausura de las organizaciones que contravengan lo que se expone más arriba.
24) Pedimos la libertad en el seno del Estado de todas las confesiones religiosas, en la medida en que ellas no pongan en peligro su propia existencia o no ofendan el sentimiento moral de la raza germánica. El Partido, en tanto que tal, defiende el punto de vista de un cristianismo positivo, sin ligarse a ninguna denominación determinada. Combate el espíritu materialista en el interior y en el exterior y está convencido de que una recuperación duradera de nuestro pueblo no puede tener éxito más que desde el interior, sobre la base del principio siguiente: El interés general prima sobre el interés particular.
25) Para llevar todo esto a buen término, pedimos la creación de un poder central poderoso, la autoridad absoluta del Comité Político sobre el conjunto del Reich y sus organizaciones, así como la creación de Cámaras Profesionales y de oficinas municipales encargadas del cumplimiento, en los distintos Lander, de las leyes marco promulgadas por el Reich.

Los dirigentes del Partido prometen hacer todo lo posible por la realización de los puntos arriba enumerados, entregando su propia vida por ellos si fuera necesario. Munich, 24 de febrero de 1920
.

Resumiendo la ideología del NSDAP:
  • Reunión de todos los alemanes en una Gran Alemania fundamentada en el derecho de los pueblos a disponer de ellos mismos, lo que implicaba la unión con Austria.
  • Denuncia del Tratado de Versalles
  • Necesidad de espacio vital. Un pueblo superior tiene necesidad de dominar territorios donde expandirse. Como primer paso se pide la devolución de las colonias arrebatadas en Versalles. Además, el Espacio Vital tiene una vertiente económica, había que controlar los territorios de donde Alemania se aprovisionaba de materias primas y otros productos vitales para la autosuficiencia en caso de guerra o de paz armada.
  • La pertenencia al pueblo alemán se fundamenta  no en razones jurídicas, sino biológicas. La sangre es el fundamento de los derechos y deberes del individuo alemán. El Estado debe preocuparse de la pureza y desarrollo de la raza aria  mediante la protección a las madres y a los hijos y por medio de la promoción de la cultura física y militar. Las funciones públicas y los puestos claves y mejores deben quedar reservados a los auténticos alemanes. Control de la inmigración de no alemanes.
  • Denuncia del sistema parlamentario“Somos un partido antiparlamentario que rechazamos con buenos fundamentos la Constitución de Weimar y las instituciones por ella creadas” (Goebbels).
  • Creación de un ejército nacional y rearme.
  • Control de la prensa.
  • Algunas medidas sociales de corte pseudo-socialista como: confiscación de los beneficios de guerra, participación de los obreros en los beneficios de las empresas, nacionalización de trust, generalización de la asistencia social (educación para todos, mejora del nivel de la sanidad), reforma agraria, medidas favorecedores a los pequeños comerciantes e industriales, aumento de las pensiones….
  • Partido intercalsista: “Para el trabajador consciente de su clase no hay sitio en el NSDAP, así como tampoco para el burgués consciente de su clase” (Hitler).

El Partido diseñó su bandera con la esvástica como emblema. La esvástica tiene un origen muy antiguo, se ha encontrado en lugares tan alejados como Troya, Grecia, Imperio Romano, Estados Unidos, Islas Británicas, India, Japón, Corea o China. En general, se ha empleado como un símbolo solar y, en general, como señal de buena suerte. La esvástica se introdujo en la simbología del Partido a través de F. Krohn, un miembro de los círculos místicos de la extrema derecha. En definitiva, un símbolo de carácter positivo que los nazis convirtieron en símbolo de su política totalitaria. Esto último es lo que ha quedado, borrando su historia milenaria.

“Yo mismo, entre tanto, después de innumerables intentos, establecí la forma final; una bandera con fondo rojo, un disco blanco y una esvástica negra en el centro. Después de prolongadas pruebas, también hallé la proporción definitiva entre el tamaño de la bandera y el tamaño del disco blanco, así como la forma y el grosor de la esvástica”. Hitler, Mein Kampf

En este Blog, hay varias entradas en la que se explica el sentido de la esvástica y se recogen esvásticas, algunas muy curiosas, de las más variadas procedencias. Ver la etiqueta "Alemania Nazi". Aquí dejo testimonio de algunas:


De izquierda a derecha y de arriba a abajo: cerámica griega del s. VIII a. C., templo coreano, iglesia de Rosazza en el Piamonte italiano, villa romana de Quintanilla de la Cueza (Palencia), mosaico romano del Museo de Mérida, pintura apache.

El saludo "Heil" (equivalente al “salve” romano) se comenzó a generalizar desde 1920, el "Heil Hitler" fue un invento de Goebbels y no se introdujo hasta la década de los 30.

El Partido pronto compró un periódico antisemita que estaba en decadencia (“Voelkischer Beobachter") y lo convirtió en su órgano oficial.

El NSDAP experimentó una rápida expansión: 6000 afiliados en 1922 que aumentaron hasta 50.000 en 1923 cuando fue prohibido. 

Desde muy pronto comienzan a afiliarse la mayoría de los futuros dirigentes de la Alemania Nazi: Göering, Rosenberg, Hess, Himmler, Goebbels, Strasser, Streicher, Frick.....



domingo, 3 de diciembre de 2017

RESEÑA DE "LOS EXPLORADORES DE HITLER: SS-AHNENERBE"

MARTÍNEZ-PINNA, J.: “Los exploradores de Hitler: SS-Ahnenerbe”. Editorial Nowtilus. Colección Historia Incógnita. Madrid, 1917.

Es notoria la obsesión de los nazis por encontrar los orígenes de la raza aria y algunos objetos de poder, tanto religiosos (Grial, Arca de la Alianza, Lanza de Longinos, Mesa de Salomón) como civiles (martillo de Thor, espada de Turingia). Para llevar adelante estas búsquedas crearon instituciones, reclutaron científicos e investigadores de ideología afín y organizaron insólitas expediciones. Los dirigentes nazis (Hitler, Himmler…) mostraron gran interés por el mundo de lo oculto, la superstición y la magia. La obra de Martínez Pinna (experto en tesoros ocultos) se ocupa de arrojar luz, dentro de lo que es posible, sobre estas expediciones de búsqueda que, a pesar de su empeño, dieron pocos resultados. Esta obra es un relato ameno y fascinante que, contrastando diversas hipótesis, acerca al lector al mundo del ocultismo nazi y sus expediciones cazatesoros.

Emblema de Ahnenerbe
Los nazis crearon un Estado donde la raza aria era el elemento esencial para conseguir la cohesión del pueblo alemán. Dentro de este contexto hay que entender su interés por encontrar las huellas de los orígenes ancestrales de la raza aria. Para este fin, en 1935, crearon Ahnenerbe ("Sociedad para la Investigación y Enseñanza sobre la Herencia Ancestral Alemana"), un Instituto para estudiar y recuperar las huellas del glorioso pasado alemán. Himmler acabó integrando esta Sociedad en las SS y dotándola de abundante recursos que le permitió montar una gran estructura: museos, talleres especializados, bibliotecas… Para su dirección se eligió a H. Wirth, un hombre de temprana afiliación al Partido Nazi.

En este ensayo, Martínez-Pinna explica las insólitas expediciones que organizaron para hallar huellas de los orígenes ancestrales de la raza aria. Describe con detalle la expedición encargada a Ernst Schäfer para establecer contacto con los dirigentes del mítico reino de Shambala, que podía estar bajo las cumbres del Himalaya, pensando que podía esclarecer los orígenes de la raza aria. También las expediciones para encontrar los restos de la Atlántida donde, según algunos, tras un brusco cambio climático, pudieron refugiarse los supervivientes de raza aria. Otros situaron a los supervivientes atlantes en las cercanías del lago Titicaca en el altiplano andino donde habrían erigido la espectacular ciudad de Tiahuanaco. Los nazis prepararon una gran expedición (dirigida por el arqueólogo E. Kiss acompañado de varios especialistas) al yacimiento de Tiahuanaco, pero quedó pospuesta por falta de fondos.

Otro objetivo de los nazis fue encontrar los que se pueden denominar “objetos de poder” que suponían cargados de sacralidad por haber pertenecido o estado en contacto con personas fuera de lo común o por haber tenido un protagonismo esencial en religiones primitivas. Estos objetos podían proporcionar poder y dominio políticos, dar la vida eterna, otorgar una mayor grado de sabiduría o dar la posibilidad de alcanzar mayor pureza espiritual. El autor hace un repaso a los esfuerzos nazis en la búsqueda de algunos de ellos como la Calavera del Destino (buscaron estas calaveras de cristal en Centroamérica, las llegaron a interpretar como unas reliquias utilizadas por los antiguos sacerdotes de la Atlántida), el martillo de Thor de propiedades estremecedoras,  la espada de Turingia que perteneció al emperador Federico I Barbarroja (según la leyenda, aquel que la encontrase sería el encargado de llevar a los alemanes hacia la victoria, de ahí el interés de Hitler por hallarla), los restos del Arca dela Alianza a los que relacionaron con poderes especiales que podían ayudar a ganar la guerra (para su búsqueda montaron la Operación Trompetas de Jericó), la Piedra del destino (sobre la que reposó Jacob su cabeza cuando tuvo la conocida visión de una escalera que subía hasta el cielo y tras distintas vueltas llegó a Irlanda y Escocia - sobre ella se coronaron sus reyes-  hasta avabar en la Abadía de Westminter en Londres. Conocedores los ingleses del interés de los nazis por apropiársela, ante la posibilidad de una invasión, la escondieron)  y la Lanza del destino (la que utilizó Longinos para atravesar el costado de Jesús). Según la leyenda, el poseedor de la lanza no sería vencido en el campo de batalla y tendría el destino del mundo para bien o para mal. Una de las cuatro identificadas estaba en el Museo del palacio vienés de Hofburg. Hitler estaba obsesionado con ella desde sus tiempos mozos en Viena. Ya en el poder, Hitler, tras la anexión de Austria y su desfile triunfal por Viena,  fue al palacio de Hofburg para ver (estuvo una hora ante ella meditando en silencio) y, a la vez, reclamar la lanza. Ordenó preparar su traslado que no se hizo efectivo hasta 1938 en que fue llevada a Nuremberg donde fue encontrada por los aliados tras la conquista de la ciudad.

Sin embargo,  de todos los objetos de poder el más buscado por los nazis fue la copa sagrada, el Santo Grial. Una reliquia que proporcionaría a su descubridor la vida eterna. La historia del Grial es muy compleja llena de leyendas e interpretaciones. En primer lugar centraron su búsqueda en el sur de Francia al creer que estuvo en poder de los cátaros. Cuando la persecución contra los cátaros estaba llegando a su final, los últimos supervivientes se hicieron fuertes en Montsegur. Tras un largo asedio, Montsegur se rindió y los líderes cátaros con más de 200 seguidores fueron quemados vivos (marzo, 1244). Según la tradición, antes de la caída, algunos se descolgarían por la roca llevando su tesoro que escondieron en algunas cuevas y rutas cercanas, ¿estaba el Grial en este tesoro? En esta zona centró sus esfuerzos Otto Rahn, captado por la Ahnenerbe, para encontrarlo, contactó con arqueólogos franceses, inspeccionó todas las grutas en torno a  Montsegur… pero todos sus esfuerzos fueron en vano. En junio de 1943, parece (no es seguro) que Himmler volvió a enviar una expedición a Montsegur, al mando del prestigioso militar Skorzeny, para descubrir los restos del tesoro cátaro. 
Resultado de imagen de Hitler en Montserrat
Himmler en Montserrat
Pero no solo en el sur de Francia buscaron los nazis el Santo Grial. El autor relata con cierto detalle el viaje de Himmler a España, tras pasar por varios lugares de nuestra geografía llegó a Montserrat donde esperaba encontrar pistas sobre el Grial o el Grial mismo.

Cuando los nazis constataron que no podían ganar la Guerra y que se acercaba el final del Reich, parece que buscaron refugios seguros para esconder algunos tesoros muy valiosos y documentos comprometedores. Los rumores y leyendas sobre estos escondrijos atrajeron la atención de algunos gobiernos y de muchos cazatesoros. Nuestro autor se ocupa de aclarar lo que sabemos de algunos de ellos, por ejemplo: la gran cantidad de cajas con Libras Esterlinas falsificadas que cayeron al lago Toplitz en los Alpes austriacos  o el pecio de Wilhelm Gustloff hundido en el Báltico con un gran tesoro en su interior. Una de las búsquedas más intensas ha sido la de la famosa Cámara de Ámbar. Era una habitación forrada con paneles de ámbar (400 kg.) que Federico Guillermo de Prusia regaló al zar Pedro el Grande. En Rusia, el primer destino de la Cámara fue el Palacio de Invierno, pero en 1755 se trasladó al Palacio de Catalina en Tsárskoye Selo. Cuando los alemanes invadieron  la URSS, los soviéticos intentaron trasladar la cámara, pero no les dio tiempo. Los nazis desmontaron la cámara y la llevaron a Königsberg, aquí estuvo hasta el final de la guerra cuando se perdió su pista, ¿fue destruida por los bombardeos aéreos? ¿Fue desmontada y escondida por los alemanes? Los rusos la buscaron durante años desesperadamente sin resultado.

La reciente película The Munuments Men (2014) ha puesto de actualidad el programa, en el que participaron más de 400 personas, puesto en marcha por Estados Unidos para  salvar monumentos y recuperar obras de arte, joyas…  robadas y escondidas por los nazis (pudieron rapiñar unos cinco millones de obras de arte, tal vez la más famosa el Políptico de la Adoración del Cordero Místico que hoy podemos contemplar en la Catedral de San Bavón en Gante).

Cierran el libro dos curiosos capítulos. El 9 explica cómo Himmler y la Ahnenerbe pusieron mucho empeño en encontrar la tumba de Alarico I el Viejo que, tras saquear Roma en el 410, se hizo con grandes tesoros entre los que se podía encontrar parte del botín que los romanos tomaron del templo de Jerusalén en el año 70 y pudo ser parte del ajuar funerario de Alarico. En el capítulo 10 se trata del interés de los nazis por estudiar las características físicas de los guanches canarios que tal vez podían ser supervivientes de los atlantes, ¡siempre en busca de los orígenes de la raza aria!.

La obra en la Web de la editorial (hoja promocional y comenzar a leer):
  

miércoles, 29 de noviembre de 2017

PACTO BRIAND-KELLOG (1928)

El 2 de abril de 1927 el Ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Aristide Briand, lanzó un mensaje al "pueblo americano", en el décimo aniversario de la entrada de Estados Unidos en la I Guerra Mundial, que se precisó en una nota al Secretario de Estado norteamericano Frank B. Kellog sugiriendo un compromiso recíproco de renunciar a la guerra como medio político. El conflicto entre ambos países no era previsible, sus roces se referían únicamente al tema de la deuda derivada de la Guerra.

F. B. Kellog respondió proponiendo que el pacto fuese multilateral y este pacto sería propuesto a todas las naciones. A Francia le entraron dudas si ello sería  compatible con las sanciones previstas en el pacto de la SDN, por ello, en marzo de 1928, propuso que la universal renuncia a la guerra no incidiría en los acuerdos del pacto de la SDN ni impediría el derecho a la legítima defensa. Estados Unidos aceptó estas condicione

El 27 de agosto de 1928, en París, quince Estados (Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Japón, Inglaterra...) firmaron el pacto de renuncia general a la guerra y del compromiso de una búsqueda pacífica a todos los conflictos: el Pacto Briand-Kellog. Pronto se adhirieron 57 estados (entre ellos la URSS). Quedaron fuera solo cinco Estados constituidos: Argentina, Bolivia, Brasil, Arabia y Yemen
Briand, Herryck y Kellog posan tras la firma del pacto Briand-Kellog

Briand, Herryck y Kellog posan tras la firma del pacto Briand-Kellog. ARTEHISTORIA

Algunos autores han tildado a este pacto de "angelical", "victoria teatral" y han resaltado algunos "defectos" que impedirían su cumplimiento: no establecía ningún método para  obligar a su cumplimiento, el reconocimiento del derecho a la autodefensa armada o la nula capacidad coercitiva del tribunal de arbitraje. No consiguió evitar las agresiones que se produjeron en los años 30 como preludio de la II Guerra Mundial

Tratado de Renuncia a la Guerra - Pacto Brian-Kellog (1928) 

"El Presidente del Reich alemán; el Presidente de los Estados Unidos de América; Su Majestad el Rey de los belgas; el Presidente de la República Francesa; Su Majestad el Rey de Gran Bretaña, Irlanda y los territorios británicos de ultramar, Emperador de las Indias; Su Majestad el Rey de Italia; Su Majestad el Emperador del Japón; el Presi-dente de la República de Polonia; el Presidente de la República Checoeslovaca. Con el sentimiento profundo del deber que les incumbe de promover el bienestar de la humanidad; Persuadidos de que ha llegado el momento de proceder a una tranca renuncia de la guerra como instrumento de política nacional, a fin de que las relaciones pacíficas y amistosas que existen actualmente entre sus pueblos puedan perpetrarse; Convencidos de que todos los cambios en sus relaciones mutuas sólo deben bus-carse por procedimientos pacíficos y realizarse en el orden y la paz, y que toda poten-cia signataria que en adelante buscase promover sus intereses nacionales recurriendo a la guerra deberá ser privada del beneficio del presente tratado; Esperanzados en que, estimuladas por su ejemplo, todas las otras naciones del mundo se unirán a este esfuerzo humanitario y, adhiriendo al presente tratado tan pronto como él entre en vigor, pondrán a sus pueblos en condiciones de aprovechar sus beneficiosas estipulaciones, uniendo así a las naciones civilizadas del mundo en una renuncia común a la guerra como instrumento de su política nacional. Han decidido concluir un tratado, designando a este efecto como sus plenipotencia-rios a quienes, habiéndose comunicado mutuamente sus plenos poderes, reconocidos en buena y debida forma, se pusieron de acuerdo sobre los artículos siguientes: 

Artículo 1. Las Altas Partes Contratantes, en nombre de sus pueblos respectivos, declaran solemnemente que condenan el recurso de la guerra para la solución de las controversias internacionales y que renuncian a él como instrumento de política nacional en sus relaciones mutuas. 

Artículo 2. Las Altas Partes Contratantes reconocen que el arreglo o la solución de todas las controversias o conflictos, cualquiera sea su naturaleza u origen, que pudieran surgir entre ellos, no deberá jamás buscarse sino por medios pacíficos. 

LEER EL RESTO DEL TRATADO EN:

lunes, 27 de noviembre de 2017

LOS TRATADOS DE LOCARNO (1925)


El 9 de febrero de 1925, siguiendo la idea del embajador británico en Berlín lord Abernon, Stresemann redactó un memorándum proponiendo un compromiso  de Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia  de no hacerse la guerra. Stresemann quería evitar un frente francobritánico y acelerar la evacuación de Renania.


Imagen relacionada
Stresemann, Chamberlain y Briand en Locarno
El 8 de septiembre de 1925, Briand, Chamberlain y el ministro belga Vandervelde invitaron a Stresemann a una conferencia en Lausana que de hecho se reunirá en Locarno. Los acuerdos se negociaron en Locarno en octubre y fueron firmados formalmente en Londres el 1 de diciembre de 1925.  Se firmaron siete acuerdos:
  • Tratado de Garantía Mutua firmado por Alemania, Francia y Bélgica, con Gran Bretaña e Italia como garantes para respetar las fronteras de Alemania con Francia y Bélgica. A este se le suele denominar propiamente el Tratado de Locarno, es el acuerdo más importante.
  • Tratados de arbitraje entre Alemania y Polonia, entre Alemania y Francia, entre Alemania y Bélgica y entre Alemania y Checoslovaquia.
  • Tratados de asistencia mutua franco-polaco y franco-checoslovaco en caso de ataque alemán no provocado.
A pesar de estos Tratados, Stresemann no reconoció las fronteras orientales de Alemania ya que le parecían tremendamente injustas.
La firma de estos tratados preparó el camino para la entrada de Alemania en la Sociedad de Naciones (8 de septiembre de 1926) y de la evacuación de Renania en 1930 (cinco años antes de lo previsto en los Tratados de Versalles)

TRATADO DE GARANTÍA MUTUA (TRATADO DE lOCARNO)


«El Presidente del Reich Alemán, Su Majestad el Rey de los Belgas, el Presidente de la República Francesa, Su Majestad el Rey del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda y los Dominios Británicos allende los mares, Emperador de la India, y su SM el Rey de Italia;

Ansiosos de satisfacer el deseo de seguridad y protección que anima a los pueblos sobre los cuales cayó el flagelo de la guerra de 1914-1918;

Tomando nota de la abrogación de los tratados para la neutralización de Bélgica, y consciente de la necesidad de asegurar la paz en el área que ha sido con frecuencia el escenario de los conflictos europeos;

Animado también con el sincero deseo de dar a todas las potencias signatarias se trate garantías suplementarias en el marco del Pacto de la Liga de las Naciones Unidas y los tratados en vigor entre ellos;

Han decidido celebrar un tratado con estos objetos, y han nombrado como plenipotenciarios (recoge los nombres). 
Quienes, habiéndose comunicado sus plenos poderes, hallados en buena y debida forma, han convenido en lo siguiente:


Artículo 1

Las altas partes contratantes garantizan individual y colectivamente, como se estipula en los artículos que siguen, el mantenimiento del statu-quo territorial, resultante de las fronteras entre Alemania y Bélgica, y entre Alemania y Francia, y la inviolabilidad de dichas fronteras tales como han sido fijadas por o en ejecución del Tratado de paz firmado en Versalles el 28 de junio de 1919, así como la observación de las disposiciones de los artículos 42 y 43 de dicho Tratado, concernientes a la zona desmilitarizada.


Artículo 2
Alemania y Bélgica y también Alemania y Francia se comprometen recíprocamente a no entregarse de una u otra parte a ningún ataque o invasión, y a no recurrir de una u otra parre en ningún caso a la guerra. Sin embargo, esta estipulación no se aplica, si se trata:
1) del ejercicio del derecho de legítima defensa, es decir, de oponerse a una violación del compromiso del párrafo precedente, o de una contravención flagrante de los artículos 42 ó 43 del citado Tratado de Versalles, cuando una tal contravención constituya un acto no provocado de agresión y que en razón de la concentración de las fuerzas armadas en la zona desmilitarizada una acción inmediata sea necesaria;
2) de una acción en aplicación del artículo 16 del Pacto de la Sociedad de Naciones;
3) de una acción en razón de una decisión tomada por la Asamblea o por el Consejo de la Sociedad de Naciones, o en aplicación del artículo 15, párrafo 7, del Pacto de la Sociedad de Naciones, siempre que en este último caso esta acción sea dirigida contra un Estado que en primer lugar se haya entregado a un ataque.

Artículo 3
Tomando en consideración los compromisos respectivamente adquiridos en el artículo 2 del presente Tratado, Alemania y Bélgica, y Alemania y Francia se comprometen a arreglar por vía pacífica y de la manera siguiente todas las cuestiones, de cualquier naturaleza que sean, que vengan a dividirlas y que no hayan podido ser resueltas por los procedimientos diplomáticos ordinarios […].


Texto más amplio en:

viernes, 24 de noviembre de 2017

LA CONSOLIDACIÓN DE LA REPÚBLICA DE WEIMAR, 1924-1929

Desde 1924, comienza un período de mayor estabilidad económica y social que ayudó a la consolidación de la República. Para esta consolidación fue muy importante la llegada de Stresemann al poder (Ministro de Asuntos Exteriores) en Alemania con su política de entendimiento.
  • Los franceses abandonaron el Ruhr y las relaciones de franco-alemanas mejoraron mucho.
  • En 1924 se renegoció el tema de las reparaciones y se aceptó el Plan Dawes. Se alargan los plazos de los pagos, a cambio los aliados ejercían un cierto control sobre el banco central alemán y sobre los derechos aduaneros. Por eso, al principio, no fue bien recibido por ciertos sectores de la población
  • Se estabilizó la moneda con la creación de un nuevo marco que generase confianza. Se acabó con el proceso de inflación galopante. 
  • Plan Young de 1929 que sustituía al Plan Dawes. Redistribuía la deuda, a cambio, se puso a los ferrocarriles alemanes como garantía del pago. Su aceptación provocó una oleada de protestas de los nacionalistas que acusaron al Gobierno de plegarse a las potencias extranjeras (Ver cartel adjunto)
  • Crecimiento económico: llegada de ayuda financiera (sobre todo de EE.UU.), desarrollo industrial, introducción de las nuevas tecnologías y organización de la producción, equilibrio en la balanza de pagos hacía poco muy deficitaria, concentración financiera... Todo esto en el contexto internacional de crecimiento de los años 20.
  • Activa participación en política exterior:  en los Tratados de Locarno (1926), entrada en la SDN de la mano de Francia (1926), Tratado con la URSS (1926) reafirmando el de Rapalló (1922), adhesión al Pacto Briand-Kellog (1928). Voy a dedicar alguna entrada a estos tratados que marcan las directrices de la política internacional entre las dos guerras mundiales.

LOS FINES DE LA POLÍTICA EXTERIOR ALEMANA EN 1925
"En mi opinión, la política extranjera de Alemania tiene en un futuro inmediato tres grandes objetivos. En primer lugar, la solución para la cuestión renana en un sentido tolerable para Alemania y la seguridad de vivir en paz sin la que Alemania no podrá recobrar sus fuerzas. En segundo lugar, la protección de los diez a doce millones de alemanes que viven ahora bajo el yugo extranjero. En tercer lugar, la rectificación de nuestras fronteras orientales, recuperación de Dantzig, del corredor polaco y modificación del trazado de la frontera de la Alta Silesia. A más largo plazo, unión de Austria o Alemania, aunque me doy cuenta de que esta unión compli-cará mucho el problema de nuestra organización". 
Extracto de una carta de Stresemann (7 de septiembre de 1925) en “Les Papiers” de Stresemann

Políticamente, la República toma un giro conservador desde las elecciones de 1924. En 1925, murió el Presidente Ebert y fue elegido nuevo Presidente se la República el mariscal Hindenburg, un símbolo del conservadurismo monárquico que se convirtió, por gran paradoja, en el salvador de la República.

Cuando la República parecía consolidada y el nivel de vida había aumentado notablemente, llegó la crisis de 1929 y la posterior recesión que tuvieron una fuerte incidencia en Alemania, aparte de la económica (nueva etapa de crisis) crearon las condiciones para el auge del Partido Nazi y su llegada al poder. De esto me ocupará en otra entrada.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

RESEÑA DE "BREVE HISTORIA DE LOS FENICIOS"

CÓRDOBA DE LA CRUZ, J. L.: “Breve historia de los fenicios”. Edit. Nowtilus. Madrid, 2017


Cuando hablamos de grandes civilizaciones, pasadas o presentes, nos vienen a la mente el nombre de héroes, reyes o caudillos o de importantes gestas y batallas que contribuyeron a su origen o  consolidación. No es el caso de la civilización fenicia que, en este sentido, es un tanto atípica. Su historia es la de un pueblo de  activos comerciantes que recorrieron todo el Mediterráneo fundando colonias comerciales en lugares estratégicos para realizar intercambios comerciales. A veces se identifica fenicio con comerciante, así lo recoge el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, una de cuyas acepciones es un adjetivo “que tiene habilidad para comerciar o negociar y sacar el máximo beneficio”. Buscaron activamente metales (estaño, plata, plomo)  y productos alimenticios ofreciendo a cambio maderas nobles (cedro, sándalo, ciprés), manufacturas de lujo (cerámicas, textiles exclusivos con el tinte púrpura que se extraía del Murex tras complicados procesos físico-químicos), joyas, objetos de marfil, etc. Pero este contacto con los fenicios trajo algo más que relaciones comerciales; al compás del comercio, propagaron el cultivo de la vid y el olivo, aportaron algunas novedades revolucionarias (como el torno alfarero) y, algo de suma importancia cultural, legaron su alfabeto base para la comunicación y las transacciones comerciales. En definitiva, la llegada de los fenicios transformó las formas de vida de sociedades indígenas con las que entraron en contacto. Curiosamente, ellos no se denominaron fenicios, su nombre se lo puso la historiografía griega derivándolo de phoinix, un tinte de color púrpura extraído de un molusco genero Murex  por gentes que habitaban el actual espacio líbano-israelí.

La civilización fenicia se extiende desde la crisis de los pueblos del mar (siglo XII a. C.) hasta la conquista por Babilonia en el s. VI a. C. siendo su época de esplendor los siglos X-VIII a. C. De la historia de los fenicios, un tanto abandonada por la historiografía, se ocupa este ensayo divulgativo de José Luis Córdoba de la Cruz en el que explica el origen de este pueblo, la importancia y expansión de su comercio, su organización política y social, las creencias y ritos religiosos, su cultura… Una tarea un tanto difícil ya que la mayoría de las fuentes fenicias para su estudio se han perdido, así que las noticias de otros pueblos y la arqueología adquieren un papel protagonista para el conocimiento de este pueblo.

La obra, en primer lugar, se centra en explicar los orígenes del pueblo fenicio y el contexto histórico y geográfico en el que tuvo lugar, un espacio enormemente civilizado y poblado: Egipto, Hatti, ciudades micénicas, Babilonia, Ugarit. En el s. XII a. C. se rompió el status en la franja líbano-israelí con la invasión de los denominados pueblos del mar. El autor se detiene en explicar quiénes pudieron ser estos pueblos, sus ataques a Ugarit, Hatti y diversas ciudades de la costa del Mediterráneo Oriental y su fracaso ante el faraón Ramsés III en la Batalla del Delta. A pesar de esta victoria, Egipto se retiró de la zona siria-palestina lo que aprovecharon los cananeos para afianzar su autonomía. Los fenicios son los cananeos que se adaptaron a las nuevas circunstancias históricas. Es muy difícil hacer una nítida distinción entre cananeos y fenicios.

En los sucesivos capítulos de la obra el autor se ocupa de los principales aspectos de la civilización fenicia comenzando por la organización político administrativa. Fenicia nunca fue un estado centralizado, se componía de una serie de ciudades-estados autónomas que tenían una cultura común. Estaban regidas por reyes con muchas competencias (incluidas religiosas) pero sin llegar a ser monarcas absolutos. Los sufetes (importantes magistrados con competencias civiles y militares) y la Asamblea de la ciudad (nobleza, gente relevante y ancianos de la ciudad) eran el contrapeso al poder real. Se analiza la evolución de las principales ciudades: Biblos, Sidón y Tiro.

La sociedad fenicia que, como en la mayoría de los casos era muy jerarquizada, aunque existen algunas posibilidades de ascenso para comerciantes y artesanos de éxito. En el capítulo 3 se hace un análisis de la pirámide social: el rey y la aristocracia (tanto la de sangre como la económica) en la cúspide, el clero que disfrutaba de una posición elevada, los activos comerciantes, manufactureros (que deben abastecer de productos a los comerciantes), marineros (expertos y especializados), agricultores y trabajadores agrícolas (pequeños propietarios, jornaleros y esclavos).

No podían faltar algunos capítulos dedicados al estudio de la actividad comercial, una de las señas de identidad de este pueblo. Las pocas posibilidades agrícolas de los terrenos circundantes a las ciudades, debido a su poca extensión y su escasa fertilidad (aridez), empujaron a los fenicios a centrar su principal actividad en el comercio por todo el Mediterráneo, mar del que conocieron bien sus corrientes y vientos. También eran grandes navegantes fuera del Mediterráneo, llegaron a las costas del norte de Francia y de Inglaterra, hay quien afirma que circunnavegaron África dos mil años antes de que Bartolomé Díaz doblara el cabo de Buena Esperanza. Establecieron unas activas redes comerciales entre las ciudades fenicias y  sus colonias. El autor analiza los productos con los que comercian, las rutas comerciales y su duración, los barcos (barrigones, de gran capacidad de carga, con su vela cuadrada) para realizar este comercio. Conocemos estos barcos por algunos hallazgos como los dos encontrados junto a las costas de Mazarrón.

Aunque las condiciones geográficas y climáticas no eran las mejores, no abandonaron la agricultura, hacía falta alimentar a los habitantes de las ciudades. Es más hicieron aportes: riego por gravedad, aterrazamientos para aprovechas las pendientes, mejora de las técnicas para el cultivo de vid y producción de vinos (los vinos fenicios gozaban de gran fama), perfección del cultivo de aceitunas y obtención de aceite (antes de la expansión fenicia apenas se conocía el aceite en las riberas del Mediterráneo)… todo esto lo extendieron a sus colonias.

En el capítulo seis se trata de la presencia fenicia en la Península Ibérica haciendo especial hincapié en la fuerte relación comercial con Tartessos y la importante colonia de Gadir. El contacto con los fenicios trajo enormes transformaciones sociales (forma de las casas, modos de vida, formas y rituales de los enterramientos...), en la producción (agricultura, cerámica más depurada con nuevo diseño y colores, tejidos…), culturales (el alfabeto). El esplendor económico y cultural de Tartessos duró aproximadamente dos siglos, se acabó a mediados del s. VI a. C. sin que sepamos muy bien las causas: ¿agotamiento de los yacimientos metalíferos? ¿competitividad entre las élites locales? ¿apertura de rutas más rentables, por ejemplo en el sur de Francia? ¿crisis en las ciudades fenicias atacadas por los babilonios?

Una de las principales aportaciones fenicias fue su alfabeto. Aunque se puede decir que la escritura nació alrededor del cuarto milenio a.C. en la zona de Mesopotamia (famosas arcillas sumerias de caracteres cuneiformes), no se trata de un alfabeto como tal, son pictogramas que simbolizaban palabras u objetos, pero no conceptos abstractos (como los jeroglíficos egipcios). Los fenicios popularizaron el uso de letras y grafemas para la representación del idioma. Su alfabeto ayudaba a la formulación de conceptos abstractos y, debido a su sencillez, facilitaba su aprendizaje lo que hizo que hubiera más gente que accediera a la lectura y escritura. El alfabeto, compañero de la expansión comercial, se fue extendiendo por el Mediterráneo desde el s. IX a. C. y de él nacieron los alfabetos hebreo, árabe y arameo, y fue la base para el griego y sus descendientes directos. El castellano tiene muchas palabras importadas del fenicio.

Dedica un capítulo a la religión fenicia emparentada en muchos aspectos con las religiones orientales más importantes de su época.  Los dioses o su importancia cambian de unas ciudades a otras. Va a dedicar unas líneas a los dioses más importantes: El (dios supremo), Athirat (madre de numerosos dioses), Baal (muy importante en la religiosidad popular, dios de la vegetación y la fertilidad), Astarté (que se transformó en la Tanit púnica), Melkart (la divinidad más famosa del panteón fenicio), Eshmun (un dios sanador), Moloch (representación del fuego purificador)… No disponemos de fuentes directas para conocer los ritos. Más datos nos aportan las necrópolis sobre las formas de enterramiento (cremación y la inhumación, más extendida ésta) y los ajuares funerarios.

Cierra el libro un capítulo dedicado a la arqueología fenicia en el que se hace un repaso a lugares de gran interés visitables, algunos con sus correspondientes museos: Ugarit (aunque no es una ciudad fenicia como tal tiene una base cultural común), Biblos, Castillo de Dona Blanca en la localidad gaditana de Puerto de Santa María, los dos barcos fenicios hallados en la década de los noventa en la costa de Mazarrón, el yacimiento arqueológico de Gadir y Parque Erytheia, el yacimiento de El Carambolo, Cancho Roano, yacimiento de Sa Caleta en Ibiza, yacimiento de Toscanos en Vélez-Málaga, Cartago y Lixus (llegar a los restos de estas dos últimas ciudades es muy difícil ya que se encuentran bajo las ciudades púnica y romana).

La lectura de “Breve historia de los fenicios”, en sus aproximadamente trescientas páginas, nos proporciona una visión de la historia de esta civilización y su importancia, expuesta de manera amena y rigurosa. Se insertan en el texto numerosas ilustraciones y varios mapas que ayudan a comprender el texto. Se finaliza con una amplia bibliografía que ofrece, al lector interesado, posibilidades de ampliación sobre el tema.

La obra en la Web de la Editorial (se puede ver el índice y leer la primeras páginas):


lunes, 20 de noviembre de 2017

LA REVUELTA ESPARTAQUISTA CONTRA LA REPÚBLICA DE WEIMAR


Casi a la vez que se proclamaba la república parlamentaria y reformista por los gobernantes socialdemócratas, el espartaquista Liebknecht proclama a su vez una república socialista y revolucionaria.

¿Quiénes eran los Espartaquistas? La Liga Espartaquista fue fundada por R. Luxemburg y K. Liebknecht con la colaboración de Clara Zetkin y otros revolucionarios en 1916. Eran marxistas contrarios a la Guerra y partidarios de una revolución socialista en Alemania. Se desmarcaron del Partido Socialdemócrata al que habían pertenecido por considerar que había tomado un camino demasiado reformista abandonando los originales postulados revolucionarios.  Prendados de las actuaciones de los bolcheviques en Rusia, la Liga Espartaquista pronto se iba a convertir en el Partido Comunista.

Los Espartaquistas eran conscientes que para llevar adelante su modelo de Estado debían enfrentarse a los políticos de derecha, a los burgueses en general y a sus antiguos compañeros del Partido Socialdemócrata que eran los que controlaban el gobierno. Un enfrentamiento armado.

Soldados amotinadosen Berlín (Navidad, 1918)
Fuente: Wikipedia

Las primeras medidas del gobierno presidido por Ebert no les parecieron suficientes a los revolucionarios. En diciembre, comenzaron a llegar a Berlín los soldados desde el frente, estaban derrotados, muy descontentos y sin porvenir en el horizonte. El día 20 de diciembre de 1918, un grupo de marineros sitió la Cancillería, el Gobierno de Ebert solicitó la ayuda del ejército para acabar con esta situación. En el enfrentamiento hubo varios muertos, los Espartaquistas hablaron de la "Navidad sangrienta de Ebert".

El  Ministro de Defensa G. Noske (militante del ala derecha del SPD) había organizado  los Freikorps, cuerpos francos, que tanto protagonismo iban a tener en el levantamiento Espartaquista del mes siguiente.



El 30 de diciembre de 1918, los Espartaquistas se convirtieron oficialmente en el Partido Comunista (KPD), que tenía una influencia mayor que la que correspondía por su número de militantes. Ya desde el congreso fundacional se pusieron de manifiesto divergencias ideológicas y políticas en su seno: el grupo dirigente (R. Luxemburg) planteaba la lucha por el poder ganando primero a las masas trabajadores mientras que los más jóvenes, más revolucionarios y de menor formación marxista, pensaban que el poder debía conquistarse al estilo ruso sin advertir que las circunstancias eran muy diferentes en Alemania que en Rusia. El primer gran debate entre estas corrientes llegó a propósito de la participación en las elecciones para el Parlamento imponiéndose el boicot defendido por los más jóvenes. Este boicot resultó incomprensible para una buena parte del pueblo, algunos fieles se alejaron de los Espartaquistas.



El Partido Comunista convocó una manifestación de protesta el  día 5 de enero de 1919 a la que acudieron "cientos de miles de manifestantes" para protestar por la destitución del prefecto de policía afín a los revolucionarios (E. Eichhorn) y para oponerse a la república burguesa que se estaba constituyendo. Los manifestantes tomaron el centro de Berlín y el periódico del SPD. Ante este éxito, se decidió proseguir con las acciones hasta derrocar al Gobierno mediante una revolución proletaria. R. Lxemburg y K. Liebknecht pensaban que no se daban las condiciones para una revolución de este tipo al no contar con suficientes apoyos. 

A pesar de estas opiniones, se constituyó un Comité Revolucionario que convocó una huelga general y una manifestación. Cientos de trabajadores armados tomaron las calles de Berlín ondeando banderas rojas. En estos momentos, hay una clara incidencia del modelo ruso sobre las masas alemanas.  Lenin había dicho que, sin duda, en Alemania iba triunfar la revolución. Incluso Rosa Luxemburg escribió: “sin la revolución alemana, la revolución rusa no gozará de buena salud y desaparecerá la esperanza del socialismo”


El Gobierno Socialdemócrata, el día 6 de enero, dio plenos poderes a G. Noske para acabar con la revolución, éste echó mano de los Freikorps. Comenzó lo que se ha llamado "semana sangrienta" en la que la represión, muy dura, acabó con el intento revolucionario. El día 14, los Cuerpos Francos (con ametralladoras y vehículos blindados) entraron en los barrios obreros de Berlín cometiendo verdaderas atrocidades. El día 15, grupos reaccionarios de militares asesinaron a R. Luxemburg y K. Liebknecht. El día 21, acabaron con la República Socialista de Baviera y asesinaron a su presidente K. Eisener. En los días siguientes,  los Freikorps hicieron una carnicería en Munich. El resultado de la sangrienta represión fue 1200 muertos y 10.000 heridos.

A partir de estos hechos, el KPD se va a radicalizar y mostrar una actitud beligerante con la República de Weimar. En 1921, los comunistas volvieron a protagonizar un levantamiento fácilmente reprimido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...