sábado, 23 de diciembre de 2017

EL MOVIMIENTO Y EL PARTIDO NAZI EN LOS FELICES AÑOS 20. CREACIÓN DE LAS SS

Tras los sucesos de 1923, el Partido Nazi fue prohibido. Cuando Hitler salió de la cárcel (diciembre, 1924) encontró el partido dividido, sin su presencia varios de sus dirigentes entraron en un proceso de rivalidades personales y luchas ideológicas, principalmente entre:
  • Röhm que sostenía la primacía de las SA. 
  • El "ala izquierda" dirigida por Strasser que pretendía la nacionalización de la industria pesada y los latifundios. Strasser era partidario de una aproximación diplomática a la URSS. Su anticapitalismo le iba a alejar cada vez más de las posturas más conservadores de Hitler. 
Hitler, nada más salir de la cárcel, supo moverse y afirmar su capacidad de organizador imponiéndose sobre estas dos tendencias. Fue una refundación del Partido. Tras los Congresos de Weimar (1926) y Nurenberg (1927), Hitler se afirmó como el jefe indiscutible de un partido muy centralizado cuyos líderes le juraron lealtad eterna. 

El número de afiliados al NSDAP se mantuvo en cifras discretas hasta 1930 en que comenzaron a dejarse sentir los efectos de la crisis del 29.


Fuente: http://www.elholocausto.net/parte01/0114.htm 


Comenzaron a menudear las grandes concentraciones nazis, en las que los oradores lanzaban encendidos discursos a un auditorio perfectamente ordenado (de manera casi militar), con gran profusión de banderas del Partido. Una escenografía wagneriana que tanto gustaba a Hitler.



El Partido se reorganizó territorialmente. El territorio del Estado se divide en 34 gaus que se correspondía con los distritos electorales. A su vez, los gaus se subdividían en unidades más pequeñas. Al frente de cada gau estaba un gauleiter.

En cuanto a su estructura interna, el Partido se dividió en dos secciones:
  • La primera tenía por objeto minar el estado existente. Reunía los departamentos de asuntos exteriores, prensa y creación de nuevas cédulas del partido. Estaba dirigida por Strasser. Éste acabó querellándose con Hitler, por ello fue apartado de la dirección de esta sección que  se dividió en dos dirigidas por R. Ley y Goebbels. Éste se encargaba también de la propaganda
    Resultado de imagen de discursos nazis años 20
    Goebbels
  • La segunda se encargaba de la organización del Partido. Comprendía los departamentos de agricultura, política económica, raza y cultura, interior, cuestiones legales, trabajo e ingeniería.
Mantener todo este aparato costaba caro, de tal forma que las  cuotas de los militantes y las aportaciones voluntarias cubrían una mínima parte de este gasto, así que hubo que acudir a los grandes magnates de la industria. Hay datos discordantes sobre la cuantía de la ayuda de la industria para la subida al poder de Hitler.

La composición social de los militantes del NSDAP era muy diversa:
- Trabajadores: 22,0 %
- Empleados: 23,4 %
- Independientes: 19,7 %
- Funcionarios: 10,4 %
- Granjeros: 19,4 %
- Otros.: 3,1 %

En 1925 se crearon las primeras unidades de las SS. Estaban formadas por tropas selectas destinadas a la protección del Führer (esta idea la concibió Hitler en la cárcel) y al servicio de las NSDAP. No adquirieron  influencia definitiva hasta 1929 cuando se hizo cargo de su mando Himmler que reorganizó el cuerpo, atrajo a muchos ex-oficiales del ejército, miembros de las clases medias. Las atribuciones de las SS fueron creciendo, especialmente desde la toma del poder por Hitler.




Los resultados electorales del NSDAP fueron muy discretos cuando las cosas comenzaron a ir bien para Alemania, en la etapa de consolidación de la República de Weimar durante la segunda mitad de los años veinte (ver esta entrada). Cómo se ve en la siguiente tabla, esta etapa se caracteriza por un auge del SPD (firme defensor de la democracia republicana), un mantenimiento del Zentrum,  el languidecimiento de la derecha conservadora (DNVP) y una pérdida de votos del Partido Nazi.


El objetivo de los nazis al participar en el juego parlamentario en el que no creían fue puesto de relieve por Goebbels en un artículo en Der Angriff, 30 de abril de 1928:

"Entramos en el Reichstag para aprovisionarnos de armas en el mismo arsenal de la democracia. Nos presentamos a diputados para paralizar la democracia de Weimar con su propia ayuda. Si la democracia es tan estúpida que nos concede dietas y viajes pagados para nuestra labor carnicera, allá ella […]. Si en estas elecciones logramos introducir sesenta o setenta agitadores de nuestro partido en los distintos parlamentos, el Estado mismo montará y financiará nuestro propio equipo de combate […]. También Mussolini entró en el Parlamento, pese a lo cual no tardó mucho en desfilar con sus camisas negras por Roma […]. No hay que creer que el parlamentarismo es nuestra meta […]. ¡Venimos como enemigos! Venimos cual lobo que ataca al rebaño […]".

El 28 de febrero de 1925 murió el presidente Ebert. En las elecciones presienciales que habían de celebrarse, los nazis sabían que no tenían opción, aún así Hitler insistió en presentar a Luderdorff como candidato (una candidatura simbólica). El resultado fue un desastre para él, obtuvo apenas 286.000 votos, el 1,1 % del total. En la segunda vuelta, los nazis apoyaron a Hindenburg (un bastión del viejo orden que gozaba de la confianza de la burguesía y de los sectores conservadores) para evitar la subida a la presidencia del candidato comunista (Thalmann) o del candidato de centro-izquierda (Marx). Resultados:

Fuente Wikipedia


lunes, 18 de diciembre de 2017

MEIN KAMPF, "LA BIBLIA" DEL NAZISMO


Hitler, en prisión tras el fracaso del Putsch de la Cervecería, dictó Mein Kampf a su chofer Emile Maurice y a su secretario personal Rudolff Hess.  El libro se convirtió en la biblia del nazismo. El libro, que no exponía ningún programa político, contiene muchas tergiversaciones e inexactitudes (Ian Kershaw). Haciendo una breve valoración de Mein Kampf los historiadores Palmer y Colton escriben que es "Una turbia corriente de recuerdos personales, de racismo, de nacionalismo, de colectivismo, de teorías de la historia, de acoso a los judíos y de comentarios políticos"


Portada de una de las primeras ediciones de 'Mein Kampf'
Portada de una de sus primeras ediciones
Además de vivencias y experiencias personales (años de juventud en Viena, participación en la I Guerra Mundial...), en el libro expone ideas como:
  • La superioridad de la raza aria, algún día dominadora del mundo, es el meollo de esta obra. Se expone con cierto detalle la doctrina racista hitleriana. Esta superioridad de la raza aria justifica en parte la política exterior imperialista en respuesta a la humillación de Versalles (necesidad de un espacio vital). Una visión maniquea de la historia como lucha racial. Llega a afirmar cosas tales como que hay que aplicar medidas eugenésicas de esterilización de los sujetos con alguna deficiencia genética, física o psíquica para mantener la pureza de la raza.
  • Odio a los judíos a los que considera culpables de todos los males que padece Europa. Habla de un complot judío internacional al que es preciso hacer frente y erradicar.
  • Otro mal, gemelo del judaísmo, es el comunismo (Partido Socialista y Partido Comunista). Habla del bolchevismo judío, mete en el mismo cado al judaísmo y al marxismo. Hay que hacer desaparecer a ambos.
  • Rechazo a la paz injusta de Versalles con cuyas disposiciones había que romper.
  • Unión con Austria
  • Habla de una nueva Europa dirigida por el pueblo ario que podría firmar "tratados desiguales" con los pueblos cuya raza no estuviera demasiado mezclada (escandinavos, neerlandeses, flamencos, británicos...).
  • Se rechazan conceptos como la lucha de clases (invención judeo-marxista) o la democracia igualitaria (los hombres son esencialmente desiguales). Sin embargo, a la vez que redacta Mein Kampf, en su prisión llega a la conclusión que es mejor abandonar el activismo y seguir el juego parlamentario para llegar al poder.
  • Recoge la idea del líder indiscutible, del hombre superior (sería él mismo): "por tanto, primero de todo, el combate, luego tal vez el pacifismo... a partir del momento en que el hombre superior haya sometido al mundo en una extensión lo suficientemente grande para ser el único dueño de la tierra". Hitler se consideraba a sí mismo ese ser superior que iba a llevar a Alemania a cumplir su destino.
  • Importancia de la propaganda para conseguir la adhesión de las masas a los propios postulados.
"... muchos contemporáneos cometieron un error al considerarlo ridículo y al no tomar muy en serio las ideas que Hitler exponía en él" (I. Kershaw).

El primer volumen del libro se publicó el 18 de julio de 1925, el segundo el 11 de diciembre de 1926 (Hitler ya estaba en libertad). Las ventas fueron modestas en los años 20 (muchas menos de las esperadas), empezaron a crecer desde que en 1930 comenzó el auge electoral del Partido Nazi y se dispararon desde 1933 cuando Hitler llegó al poder. Hasta 1945 se vendieron en Alemania 10 millones de ejemplares. Una re-edición moderna ha tenido un éxito espectacular.
https://www.elespanol.com/cultura/libros/20170103/183232088_0.html

FRAGMENTOS DE MEIN KAMPF
“En consecuencia, es la raza y no el Estado lo que constituye la condición previa de la existencia de una sociedad humana superior. Según esto, el fin supremo de un Estado racista consiste en velar por la conservación de aquellos elementos raciales de origen que, como factores de cultura, fueron capaces de crear lo bello y lo digno inherente a una sociedad humana superior. Nosotros entendemos el Estado como el organismo viviente de un pueblo que no sólo garantiza la conservación de éste, sino que lo conduce al goce de una máxima libertad, impulsando el desarrollo de sus fa-cultades morales e intelectuales.
(...) Una ideología que, rechazando el principio democrático de la masa, aspira a consagrar este mundo en favor de los mejores pueblos, es decir, en favor del hombre superior, está lógicamente obligada a reconocer también el precepto aristocrático de la selección dentro de cada nación, garantizando así el gobierno y la máxima in-fluencia de los más capacitados en sus preceptivos pueblos; esta concepción se fun-da en la idea de la personalidad y no en la de la mayoría.
(...) La política exterior del Estado racista tiene que asegurar a la raza que abarca ese Estado los medios de subsistencia sobre este planeta, estableciendo una relación natural, vital y sana, entre la densidad y el aumento de la población, por un lado, y la extensión y calidad del suelo en que se habita, por otro.
(...) La capacidad de asimilación de la gran masa es muy reducida, su inteligencia peque a y su falta de memoria grande. De esta forma, toda propaganda eficaz debe limitarse a pocos puntos, convirtiéndolos en fórmulas estereotipadas, repitiéndolas siempre que sea necesario hasta que el último de los oyentes pueda entenderlos...
(...) Fundándose en esta convicción, el Estado racista no particulariza su misión educadora a la mera tarea de insuflar conocimientos del saber humano, no; su objetivo consiste, en primer término, en formar a hombres físicamente sanos, en segundo plano esta el desarrollo de las facultades mentales y aquí, a su vez en lugar preferente, la educación del carácter y sobre todo el fomento de la fuerza de voluntad y de decisión, habituando al educando a asumir gustoso la responsabilidad de sus actos, sólo después de todo esto viene la instrucción científica.
(...) La culminación de toda labor educacional del Estado racista consistirá en infiltrar instintiva y racionalmente en los corazones y los cerebros de la juventud que le esta confiada, la noción y el sentimiento de raza. Ningún adolescente, sea varón o mujer, deberá dejar la escuela antes de hallarse plenamente convencido de lo que significa la puridad de la sangre y su necesidad (...)
La ideología nacional racista ve el valor de la humanidad en sus elementos raciales de origen. En principio considera el Estado sólo como un medio hacía un determinado fin y cuyo objetivo es la conservación racial del hombre. De ninguna manera cree, por tanto, en la igualdad de las razas, sino que, por el contrario, al admitir su diversidad, reconoce también la diferencia cualitativa existente entre ellas.
Esa persuasión de la verdad le obliga a fomentar la preponderancia del más fuerte y a exigir la supeditación del inferior y del débil, de acuerdo con la voluntad inexorable que domina el universo.
Página | 36
(...) El Estado tiene que empezar por hacer de la cuestión raza el punto central de la vida general; tiene que velar por la conservación de su pureza y tiene también que consagrar al niño como el bien más preciado de su pueblo. Está obligado a cuidar de que sólo los individuos sanos tengan descendencia.
(…) Todos aquellos que, en este mundo, no son de raza pura, no son más que desechos."

viernes, 15 de diciembre de 2017

BREVE HISTORIA DE FELIPE II

CABAÑAS, J. M.: “Breve historia de Felipe II”. Editorial Nowtilus. Madrid, 2017


Mucho se ha escrito sobre la figura de Felipe II y sus actuaciones políticas, tanto por historiadores españoles como de fuera de nuestras fronteras. Es normal, siendo el Rey la persona más poderosa de su tiempo con un papel protagonista en los principales escenarios políticos de su época. No se puede desligar la historia de Felipe II de la historia europea de la segunda mitad del s. XVI.  Desde las primeras biografías del rey hasta las historias de tiempos cercanos, han menudeado obras no muy ecuánimes. Unas han resaltado una visión muy negativa del monarca presentándolo como calculador, oscuro, soberbio, tirano, déspota, fanático en lo religioso, cruel, incluso asesino entre otras cosas… (una visión recogida y difundida por la Leyenda Negra); otras, por el contrario, han resaltado la imagen de un rey prudente, trabajador, responsable, justo, profundamente religioso… Afortunadamente, de un tiempo a esta parte, diversos autores han escrito una historia de Felipe II menos sesgada, más crítica y enfocada con perspectiva y parámetros de su tiempo y no con los actuales. En esta línea se sitúa la obra de José Miguel Cabañas, historiador especializado en la época de Felipe II,  que ofrece una historia bastante completa si tenemos en cuenta  las poco más de sus trescientas páginas. Se trata de un ensayo de síntesis, escrito de forma clara y crítica, que recoge las conclusiones de la bibliografía más representativa. Una “Breve Historia”, fácil de leer, que ofrece al lector el acercamiento a las personalidad y actuaciones de una de las personas más poderosas de la Edad Moderna.

El autor dedica un buen número de páginas a la historia más personal y más íntima del Rey: su nacimiento en mayo de 1527, su bautizo (ese día llegó la noticia del Saco de Roma por las tropas españolas, conmocionó a la cristiandad y puso a la opinión pública europea en contra de España), su educación como correspondía a un príncipe del Renacimiento, la carencia del trato cercano con sus padres, sus juguetes y mascotas, sus aficiones (la caza, el coleccionismo, la arquitectura…), sus matrimonios y las muy diferentes relaciones con sus esposas, sus amoríos con Isabel de Osorio, la difícil relación con su hijo Carlos al que acabó encarcelando, las emotivas cartas enviadas a sus hijas Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela, el reconocimiento de su hermano bastardo D. Juan de Austria y la relación entre ambos…..

Felipe comenzó a ser rey efectivo de España en el momento en que su padre le traspasó los poderes solemnemente en el Palacio Real de Bruselas el 25 de octubre de 1955. El autor destaca cómo el nuevo rey tenía ante sí el reto de resolver los graves problemas que heredó de su padre (peligro turco, el protestantismo, las relaciones con Francia e Inglaterra) y  las dificultades de gobernar territorios tan diversos y distantes. Bien es verdad ya tenía experiencia de gobierno: a los 16 años, su padre le nombró regente cuando abandonó España por un largo período de 13 años.

A la izquierda. Felipe II pintado por Tiziano (Museo del Prado) cuando tenía 24 años. Era el retrato preferido por el Rey, se lo envió a María Tudor cuando se concertó el matrimonio. En el centro. Retrato pintado por Sofonisba de Anguissola. Felipe II maduro, es una de las imágenes más universalmente difundidas del Rey. A la derecha. Retrato de Pantoja de la Cruz. Ultimo retrato que se hizo al Rey que tenía 66 años. Refleja los achaques de la edad. Son algunas de las imágenes que ilustran el texto de la obra.
José Miguel Cabañas va a ir explicando, siguiendo un orden cronológico,  las actuaciones de Felipe II en cada uno de los cuatro escenarios señalados. Los turcos fueron la principal preocupación al comienzo de su reinado. Felipe se repuso de gran fracaso de la campaña contra Trípoli en 1559 y, después de tomar en 1564 el Peñón de Vélez de la Gomera, obtuvo la gran victoria de Lepanto (1571). La rivalidad con Francia (perpetua en tiempos de su padre) pareció llegar a su fin después de la victoria de Felipe en San Quintín y la firma de la paz de Cateau-Cambresis (abril, 1559). Pasados los años las relaciones se enturbiaron por la participación del rey en las guerras de religión apoyando a los católicos frente a los protestantes franceses. ¿Qué papel tuvo Felipe II en la matanza de la Noche de San Bartolomé? Con Inglaterra, su matrimonio con María Tudor acercó la política de ambos Estados, pero tras la muerte de la Reina las cosas fueron cada vez peor hasta acabar en el enfrentamiento. El apoyo de Isabel a los rebeldes de  los Países Bajos y a la piratería que acosaba a los barcos españoles en el Atlántico, la ejecución de María Estuardo y el ataque de Drake a Cádiz llevaron a Felipe II a tomar la decisión (en contra del parecer de muchos) de enviar una fuerza naval contra Inglaterra 1588 que debía embarcar a un contingente de fuerzas terrestres de los Países Bajos para invadir la isla. Describe el desastre de la llamada “Armada Invencible” y analiza sus causas.

El problema más importante, para un rey que se propuso como principal objetivo defender combativamente la fe católica (“martillo de herejes”), fue el de la lucha contra los protestantes tanto de España (la Inquisición se ocupó de erradicar algunos núcleos protestantes) como en Europa (Países Bajos y Francia). J. M. Cabañas dedica muchas páginas a explicar cómo fracasaron una tras otras las políticas para sofocar la rebelión protestante en los Países Bajos. No dieron resultado ni la feroz represión del Duque de Alba  (el Tribunal de Tumultos encausó a más de 12000 personas y ejecutó a unas 1000, entre ellas las de los condes Egmont y Horn), ni la política más conciliadora de Luis de Requesens, D. Juan de Austria o Alejandro Farnesio. El mantenimiento de una enorme fuerza en los Países Bajos iba a ser muy costosa, a veces los dineros no llegaban y la tropa se dedicó al saqueo de algunas ciudades (el más famoso el de Amberes durante el que murieron 8000 personas y 1000 casas fueron incendiadas o destruidas) que dejó muy maltrecha la imagen de España en Europa. Felipe II fracasó totalmente en su intento de acabar con el protestantismo en los Países Bajos.

El autor dedica unas líneas a la anexión de Portugal (tras la cual el enorme poder acumulado por Felipe inquietó enormemente a sus enemigos) y a algunos asuntos de política interior como la rebelión de los moriscos en las Alpujarras sofocada por D. Juan de Austria (siguió una feroz represión) o lo que pudiéramos denominar “el asunto Antonio Pérez”.  En la obra se detalla la personalidad de A. Pérez, su habilidad para envenenar las relaciones del Rey con D. Juan de Austria, cómo consiguió implicar al rey en el asesinato de Escobedo, el descubrimiento del engaño de A. Pérez y su prisión, su huida a Aragón y la invocación de la protección de los fueros aragoneses, la decisión de Felipe de acusar a A. Pérez ante el Tribunal de la Inquisición (con jurisdicción en todo el Reino) y, a la postre, enviar al ejército, la ejecución del Justicia Mayor de Aragón… Pérez escapó a la represión y, en París, publicó sus “Relaciones”, otra de las fuentes de la Leyenda Negra.

La obra finaliza con un esbozo de lo que fueron los años finales del reinado. En su decadencia física, Felipe vio arreciar las críticas a sus actuaciones políticas (especialmente Inglaterra y los Países Bajos). Las malas cosechas, las epidemias, los altos impuestos, la tercera bancarrota… contribuían a crear un clima de desilusión y descontento que el pueblo, haciendo uso de su ingenio, resumió en este juego de palabras: “si el Rey no muere, el Reyno muere

En la Web de la editorial (sobre el autor, índice, comenzar a leer):


lunes, 11 de diciembre de 2017

EL PUTSCH DE LA CERVECERÍA (1923)

La Marcha sobre Roma que llevó a Mussolini al poder (1922) ejerció una fuerte influencia sobre Hitler (lo reconoció él mismo), le mostró una nueva forma de acceder al poder. La invasión del Ruhr por tropas franco-belgas en 1923 ante la demora en el pago de las reparaciones y las reacciones consiguientes iban a crear el clima adecuado para poder llevar a cabo una acción como el golpe de la cervecería. Tras la invasión, los alemanes de la zona iniciaron una resistencia pasiva iniciaron aunque ello supuso un peligro personal considerable, clima de enfrentamientos y de gran violencia, proceso inflacionario nunca visto, empobrecimiento de la sociedad y del Estado, abandono de la resistencia pasiva y acercamiento a los vencedores por el gobierno de coalición de Stresemann que provocó fuertes protestas entre grupos nacionalistas de derechas, tensiones separatistas.... En este ambiente, Hitler considera que es el momento oportuno para la toma del poder.

cervecería Bürgerbräukeller
La cervecería donde comenzó el Putsch
Hitler intentó aprovechar las tensiones del gobierno de Baviera con el de Berlín para dar su golpe. En Baviera, Von Kahr  dirigía un gobierno nacionalista de extrema derecha que pretendía romper con Alemania y proclamar la monarquía. El 8 de noviembre de 1923 se celebró un mitin en una cervecería de Munich, convocado por Von Kahr, para mostrar la hostilidad de Baviera hacía el gobierno de Berlín. Hitler irrumpió en el mitin al grito de "la revolución nacional ha comenzado",  tras efectuar un disparo para hacer silencio, expuso sus ideas y declaró que su objetivo era crear un gobierno nacionalista en Baviera para que desde allí se extendiese a toda Alemania. Los dirigentes bávaros, intimidados por la presencia de varios miembros de las SA que en el exterior del edificio bloqueaban todas salidas y presionados en un local aparte por el propio Hitler, parecieron dar su consentimiento. En una noche tensa, Hitler consiguió la colaboración de Ludendorff que aportó credibilidad al golpe.  

Fuerzas de las SA de Rhöm lograron entrar en el Ministerio de Defensa bávaro. Un error muy importante para el fracaso del golpe fue que Ludendorff dejó en libertad a Von Karh y los otros dos dirigentes bávaros retenido; una vez en libertad, hicieron público un comunicado condenado el golpe y pudieron organizar las fuerzas para hacerlo fracasar. A la mañana siguiente, los nazis organizaron una marcha de unas 2500 personas que, encabezada por el propio Hitler y Ludendorff, se dirigió hacia el ayuntamiento de la ciudad. 


Bundesarchiv Bild 119-1486, Hitler-Putsch, München, Marienplatz.jpg
Los golpistas en Marienplatz donde se encuentra el ayuntamiento de Munich


Los manifestantes se encontraron con la policía de Múnich cuando llegaron a la plaza del Odeón (Odeonsplatz). Hubo un tiroteo, resultaron muertos catorce nazis y cuatro policías. Tras este enfrentamiento, los nazis se dispersaron. Hitler se refugió en casa de un amigo, poco tiempo después fue detenido y encerrado en la prisión de Landsberg. El intento de toma del poder"a lo Mussolini" había terminado.

En el proceso contra los autores del Putsch, que comenzó en febrero de 1924, el tribunal fue tolerante, incluso permitió a Hitler, que lucía su Cruz de Hierro obtenida en la I Guerra Mundial, criticar a la República de Weimar, hacer apología de su acción y explicar las razones patrióticas que le habían llevado a actuar así, Hitler justificó el Golpe como un intento de restaurar el honor alemán. Ludendorff se declaró inocente a pesar de haberse puesto al frente de una columna Nazi. El tribunal creyó como prueba suficiente la palabra de un oficial alemán. 

Hitler fue condenado a cinco años, aunque prácticamente se le prometió que a los seis meses quedaría libre (no estuvo preso ni un año). El Partido Nazi y su prensa (Völkischer Beobachter) fueron prohibidos. Hitler nombró a Rosenberg para dirigir el movimiento durante su encarcelamiento. Durante su cómoda estancia en esta prisión, dictó a Hess su obra Mein Kampf (de la que me ocuparé en otra entrada).


"Hitler regresó a Landsberg para iniciar el cumplimiento de su leve condena en condiciones más parecidas a las de un hotel que a las de una cárcel. Las ventanas de la habitación grande y confortablemente amueblada de la primera planta que pasó a ocupar, le bridaban una amplia panorámica de un atractivo paisaje campestre. Vestido con pantalones cortos de cuero bávaro, podía relajarse con un periódico en un cómo sillón de mimbre, de espaldas a una corona de laurel que le habían regalado unos admiradores, o sentado a una gran mesa examinando el montón de cartas que recibía. Sus carceleros, algunos de los cuales le saludaban con un "Heil Hitler", le trataban con el mayor respeto y le otorgaban todos los privilegios posibles. Llegaban continuamente regalos, flores, cartas de apoyo, encomios y alabanzas. Recibía más visitantes de los que podía atender, unos 500 antes de que se viera obligado a limitar el acceso". I. Kershaw: "Hitler, 1889-1936"

Resultado de imagen de hitler sale de la cárcel
Hitler sale de la cárcel de Landsberg
.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

LA CREACIÓN DE LAS SECCIONES DE ASALTO (STURMABTEILUNG o SA) COMO SERVICIO DE ORDEN DEL NSDAP


Imagen relacionada

En 1921, Röhm fundó las Secciones de Asalto (SA), una organización paramilitar, como Servicio de Orden del Partido. Su misión, en el momento de su fundación, era asegurar el orden en los mítines del Partido, evitar que algunas personas intentaran boicotear a los oradores nazis... Más tarde, van a ir ampliando sus misiones: intimidaciones, palizas a opositores, actos vandálicos contra personas y organizaciones no afectas o discrepantes con el Partido Nazi (especialmente comunistas y socialistas)... Impusieron su ley en la calle con suma violencia. Tuvieron un papel destacado en la preparación del camino para que los nazis llegaran al poder.

Hitler con uniforme de las SA
Muchos de los componentes de las SA fueron reclutados entre mercenarios desocupados tras la I Guerra Mundial, desempleados... hombres muy violentos. No todos eran miembros del Partido. Vestían como uniforme las conocidas "camisas pardas".

Las SA recibían fondos secretos del ejército a través del general Ritter von Epp, también por este medio les llegaron armas cortas, además de instrucción técnica y militar. 

En 1922, agrupaban a 1000 hombres que se habían convertido en 15.000 en 1923. En 1934 podían ser unos 4 millones. En 1923, se creó un mando supremo de las SA del que se encargó Göering.

En una entrada anterior explicaré cómo se llegó y qué consecuencias tuvo la "Noche de los Cuchillos Largos" en la que fueron ejecutados varios dirigentes de las SA (comenzando por su jefe Römh) y descabezada la organización.

Realizaban concentraciones en las que realizaban ejercicios de adiestramiento y se adoctrinaba a sus miembros; en ocasiones protagonizaban grandiosos desfiles con una puesta en escena muy cuidada, destinada a mostrar la fuerza del movimiento nazi.

Fuente: "La Aventura de la Historia"

Nuremberg Rally
Desfile de las SA en una reunión del Partido. Nuremberg, 1934

martes, 5 de diciembre de 2017

LA FUNDACIÓN DEL PARTIDO NAZI (NSDAP)

El capitán E. Röhm, acabada la Guerra, encargó a Hitler que entrase en contacto con el Partido Obrero Alemán (DAP), pangermanista, antisemita y antimarxista. Este Partido, que había sido fundado en Munich por Drexler en 1919, compartía los valores reaccionarios de la derecha tradicional y, además, apostó un anticapitalismo y un antisemitismo violento. Su canción “Despierta Alemania” pasaría a ser uno de los himnos favoritos del Nazismo.  

Carnet de Hitler como miebro del DAP
Cuando Hitler contactó con el partido tenía unos 50 miembros (Hitler acabó teniendo el carnet número 7). Hitler se fue haciendo con el control del DAP e  introduciendo en él a varios compañeros de armas. El Partido comenzó a crecer con gran rapidez.

Fue Hitler quien redactó los 25 Puntos del programa cuando, en febrero de 1920, el DAP, tras unirse con otros pequeños grupos, pasó a denominarse Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes (NSDAP), más popularmente conocido como Partido Nazi.

Desde julio de 1921, Hitler es su jefe indiscutible, desplazando a Drexler que era más transigente con los partidos afines. Hitler comienza a llamarse führer.




LOS 25 PUNTOS DEL PROGRAMA NSDAP, 1920

1) Pedimos la construcción de una Gran Alemania que reúna a todos los alemanes en función del derecho de los pueblos a disponer de sí mismos.
2) Pedimos la igualdad de derechos del pueblo alemán respecto a las otras naciones, la abrogación de los tratados de Versalles y Saint-Germain.
3) Pedimos tierra y colonias para alimentar a nuestro pueblo y reabsorber nuestro exceso demográfico.
4) Únicamente los ciudadanos disfrutarán de los derechos civiles. Para ser ciudadano hay que ser de sangre alemana, la confesión religiosa importa poco. Ningún judío puede, sin embargo, ser ciudadano.
5) Los no ciudadanos no pueden vivir en Alemania más que como huéspedes, y deben someterse a la jurisdicción sobre extranjeros.
6) El derecho a fijar la dirección y las leyes del Estado se halla reservado únicamente a los ciudadanos. Pedimos pues que toda función pública, de cualquier naturaleza que sea, quede vetada a los no-ciudadanos. Combatimos la práctica parlamentaria, generadora de corrupciones, de concesión de cargos por relaciones de partido, sin preocuparse ni del carácter ni de las capacidades.
7) Pedimos que el Estado se comprometa a procurar medios de existencia a todos los ciudadanos. Si este país no puede alimentar a toda la población, los no ciudadanos habrán de ser expulsados del Reich.
8) Hay que impedir cualquier nueva emigración de no-alemanes. Pedimos que todos lo no-alemanes establecidos en Alemania después del 2 de agosto de 1914 sean obligados inmediatamente a abandonar el Reich.
9) Todos los ciudadanos tienen los mismos derechos y los mismos deberes.
10) El primer deber de todo ciudadano es trabajar, física o intelectualmente. La actividad del individuo no debe de ser perjudicial a los intereses de la colectividad sino inscribirse en el marco de ésta y en beneficio de todos. Por eso pedimos:
11) La supresión de la renta de los ociosos y los que tienen la vida fácil, la supresión de la esclavitud de los intereses.
12) Considerando los enormes sacrificios de sangre y de dinero que toda guerra exige del pueblo, el enriquecimiento personal por razones de guerra debe de ser estigmatizado como un crimen contra el pueblo. Pedimos, pues, la confiscación de todos los beneficios de guerra sin excepción.
13) Pedimos la nacionalización de todas la empresas que, hoy en día, pertenecen a los monopolios.
14) Pedimos la participación en los beneficios de las grandes empresas.
15) Pedimos un aumento sustancial en las pensiones de los retirados.
16) Pedimos la creación y la protección de una clase media sana, la entrega inmediata de los grandes almacenes a la administración comunal y su alquiler, a bajo precio, a los pequeños comerciantes. Debe concederse prioridad a los pequeños comerciantes e industriales para cualquier contratación con el Estado, los Lander (Estados miembros del Estado federal) o los ayuntamientos.
17) Pedimos una reforma agraria adaptada a nuestras necesidades nacionales, la promulgación de una ley que permita la expropiación, sin indemnizaciones, de la tierra, con destino a fines de utilidad pública, la supresión de la contribución territorial, y el freno de toda especulación agraria.
18) Pedimos una lucha sin cuartel contra aquellos que, con sus actividades, perjudican el interés público. Criminales de derecho común, traficantes, usureros, etc., deben de ser castigados a la pena capital, sin consideración de su confesión o de su raza.
19) Pedimos que un Derecho Público Alemán sustituya al Derecho Romano, servidor de una concepción materialista del mundo.
20) La extensión de nuestra infraestructura escolar debe permitir a todos los alemanes bien dotados y a los trabajadores el acceso a una educación superior, y, a través de ella, el acceso a puestos de dirección. Los programas de todos los establecimientos de enseñanza deben ser adaptados a las exigencias de la vida práctica. El espíritu nacional debe de ser inculcado en la escuela desde el uso de razón. Pedimos que el Estado cubra los gastos de instrucción superior a los hijos de padres pobres, cualquiera que sea la clase social o la profesión de éstos.
21) El Estado debe preocuparse de mejorar la salud pública a través de la protección de la madre y del niño, de la prohibición del trabajo de los menores, de la introducción de medios específicos para desarrollar las aptitudes físicas a través de la obligación legal de practicar el deporte y la gimnasia, y a través de un poderoso sostén a todas las asociaciones que se ocupen de la educación física de la juventud.
22) Pedimos la supresión del ejército de mercenarios y la creación de un ejército nacional.
23) Pedimos la lucha legal contra la falsedad política consciente y su propagación por la prensa. Para permitir la creación de una prensa alemana, pedimos que:
a) Todos los directores y colaboradores de periódicos que aparezcan en lengua alemana sean ciudadanos alemanes.
b) La difusión de los periódicos no alemanes quede sometida a una autorización expresa.
c) Quede prohibida por la ley toda participación financiera o toda influencia de no-alemanes en los periódicos alemanes. Pedimos que toda infracción de estas medidas sea sancionada con el cierre de las empresas periodísticas culpables, así como con la expulsión inmediata del Reich de todos los no-alemanes responsables.
Los periódicos que van contra el interés público deben ser prohibidos. Pedimos una ley que combata las enseñanzas artísticas generadoras de la disolución de nuestra vida nacional, así como la clausura de las organizaciones que contravengan lo que se expone más arriba.
24) Pedimos la libertad en el seno del Estado de todas las confesiones religiosas, en la medida en que ellas no pongan en peligro su propia existencia o no ofendan el sentimiento moral de la raza germánica. El Partido, en tanto que tal, defiende el punto de vista de un cristianismo positivo, sin ligarse a ninguna denominación determinada. Combate el espíritu materialista en el interior y en el exterior y está convencido de que una recuperación duradera de nuestro pueblo no puede tener éxito más que desde el interior, sobre la base del principio siguiente: El interés general prima sobre el interés particular.
25) Para llevar todo esto a buen término, pedimos la creación de un poder central poderoso, la autoridad absoluta del Comité Político sobre el conjunto del Reich y sus organizaciones, así como la creación de Cámaras Profesionales y de oficinas municipales encargadas del cumplimiento, en los distintos Lander, de las leyes marco promulgadas por el Reich.

Los dirigentes del Partido prometen hacer todo lo posible por la realización de los puntos arriba enumerados, entregando su propia vida por ellos si fuera necesario. Munich, 24 de febrero de 1920
.

Resumiendo la ideología del NSDAP:
  • Reunión de todos los alemanes en una Gran Alemania fundamentada en el derecho de los pueblos a disponer de ellos mismos, lo que implicaba la unión con Austria.
  • Denuncia del Tratado de Versalles
  • Necesidad de espacio vital. Un pueblo superior tiene necesidad de dominar territorios donde expandirse. Como primer paso se pide la devolución de las colonias arrebatadas en Versalles. Además, el Espacio Vital tiene una vertiente económica, había que controlar los territorios de donde Alemania se aprovisionaba de materias primas y otros productos vitales para la autosuficiencia en caso de guerra o de paz armada.
  • La pertenencia al pueblo alemán se fundamenta  no en razones jurídicas, sino biológicas. La sangre es el fundamento de los derechos y deberes del individuo alemán. El Estado debe preocuparse de la pureza y desarrollo de la raza aria  mediante la protección a las madres y a los hijos y por medio de la promoción de la cultura física y militar. Las funciones públicas y los puestos claves y mejores deben quedar reservados a los auténticos alemanes. Control de la inmigración de no alemanes.
  • Denuncia del sistema parlamentario“Somos un partido antiparlamentario que rechazamos con buenos fundamentos la Constitución de Weimar y las instituciones por ella creadas” (Goebbels).
  • Creación de un ejército nacional y rearme.
  • Control de la prensa.
  • Algunas medidas sociales de corte pseudo-socialista como: confiscación de los beneficios de guerra, participación de los obreros en los beneficios de las empresas, nacionalización de trust, generalización de la asistencia social (educación para todos, mejora del nivel de la sanidad), reforma agraria, medidas favorecedores a los pequeños comerciantes e industriales, aumento de las pensiones….
  • Partido intercalsista: “Para el trabajador consciente de su clase no hay sitio en el NSDAP, así como tampoco para el burgués consciente de su clase” (Hitler).

El Partido diseñó su bandera con la esvástica como emblema. La esvástica tiene un origen muy antiguo, se ha encontrado en lugares tan alejados como Troya, Grecia, Imperio Romano, Estados Unidos, Islas Británicas, India, Japón, Corea o China. En general, se ha empleado como un símbolo solar y, en general, como señal de buena suerte. La esvástica se introdujo en la simbología del Partido a través de F. Krohn, un miembro de los círculos místicos de la extrema derecha. En definitiva, un símbolo de carácter positivo que los nazis convirtieron en símbolo de su política totalitaria. Esto último es lo que ha quedado, borrando su historia milenaria.

“Yo mismo, entre tanto, después de innumerables intentos, establecí la forma final; una bandera con fondo rojo, un disco blanco y una esvástica negra en el centro. Después de prolongadas pruebas, también hallé la proporción definitiva entre el tamaño de la bandera y el tamaño del disco blanco, así como la forma y el grosor de la esvástica”. Hitler, Mein Kampf

En este Blog, hay varias entradas en la que se explica el sentido de la esvástica y se recogen esvásticas, algunas muy curiosas, de las más variadas procedencias. Ver la etiqueta "Alemania Nazi". Aquí dejo testimonio de algunas:


De izquierda a derecha y de arriba a abajo: cerámica griega del s. VIII a. C., templo coreano, iglesia de Rosazza en el Piamonte italiano, villa romana de Quintanilla de la Cueza (Palencia), mosaico romano del Museo de Mérida, pintura apache.

El saludo "Heil" (equivalente al “salve” romano) se comenzó a generalizar desde 1920, el "Heil Hitler" fue un invento de Goebbels y no se introdujo hasta la década de los 30.

El Partido pronto compró un periódico antisemita que estaba en decadencia (“Voelkischer Beobachter") y lo convirtió en su órgano oficial.

El NSDAP experimentó una rápida expansión: 6000 afiliados en 1922 que aumentaron hasta 50.000 en 1923 cuando fue prohibido. 

Desde muy pronto comienzan a afiliarse la mayoría de los futuros dirigentes de la Alemania Nazi: Göering, Rosenberg, Hess, Himmler, Goebbels, Strasser, Streicher, Frick.....



domingo, 3 de diciembre de 2017

RESEÑA DE "LOS EXPLORADORES DE HITLER: SS-AHNENERBE"

MARTÍNEZ-PINNA, J.: “Los exploradores de Hitler: SS-Ahnenerbe”. Editorial Nowtilus. Colección Historia Incógnita. Madrid, 1917.

Es notoria la obsesión de los nazis por encontrar los orígenes de la raza aria y algunos objetos de poder, tanto religiosos (Grial, Arca de la Alianza, Lanza de Longinos, Mesa de Salomón) como civiles (martillo de Thor, espada de Turingia). Para llevar adelante estas búsquedas crearon instituciones, reclutaron científicos e investigadores de ideología afín y organizaron insólitas expediciones. Los dirigentes nazis (Hitler, Himmler…) mostraron gran interés por el mundo de lo oculto, la superstición y la magia. La obra de Martínez Pinna (experto en tesoros ocultos) se ocupa de arrojar luz, dentro de lo que es posible, sobre estas expediciones de búsqueda que, a pesar de su empeño, dieron pocos resultados. Esta obra es un relato ameno y fascinante que, contrastando diversas hipótesis, acerca al lector al mundo del ocultismo nazi y sus expediciones cazatesoros.

Emblema de Ahnenerbe
Los nazis crearon un Estado donde la raza aria era el elemento esencial para conseguir la cohesión del pueblo alemán. Dentro de este contexto hay que entender su interés por encontrar las huellas de los orígenes ancestrales de la raza aria. Para este fin, en 1935, crearon Ahnenerbe ("Sociedad para la Investigación y Enseñanza sobre la Herencia Ancestral Alemana"), un Instituto para estudiar y recuperar las huellas del glorioso pasado alemán. Himmler acabó integrando esta Sociedad en las SS y dotándola de abundante recursos que le permitió montar una gran estructura: museos, talleres especializados, bibliotecas… Para su dirección se eligió a H. Wirth, un hombre de temprana afiliación al Partido Nazi.

En este ensayo, Martínez-Pinna explica las insólitas expediciones que organizaron para hallar huellas de los orígenes ancestrales de la raza aria. Describe con detalle la expedición encargada a Ernst Schäfer para establecer contacto con los dirigentes del mítico reino de Shambala, que podía estar bajo las cumbres del Himalaya, pensando que podía esclarecer los orígenes de la raza aria. También las expediciones para encontrar los restos de la Atlántida donde, según algunos, tras un brusco cambio climático, pudieron refugiarse los supervivientes de raza aria. Otros situaron a los supervivientes atlantes en las cercanías del lago Titicaca en el altiplano andino donde habrían erigido la espectacular ciudad de Tiahuanaco. Los nazis prepararon una gran expedición (dirigida por el arqueólogo E. Kiss acompañado de varios especialistas) al yacimiento de Tiahuanaco, pero quedó pospuesta por falta de fondos.

Otro objetivo de los nazis fue encontrar los que se pueden denominar “objetos de poder” que suponían cargados de sacralidad por haber pertenecido o estado en contacto con personas fuera de lo común o por haber tenido un protagonismo esencial en religiones primitivas. Estos objetos podían proporcionar poder y dominio políticos, dar la vida eterna, otorgar una mayor grado de sabiduría o dar la posibilidad de alcanzar mayor pureza espiritual. El autor hace un repaso a los esfuerzos nazis en la búsqueda de algunos de ellos como la Calavera del Destino (buscaron estas calaveras de cristal en Centroamérica, las llegaron a interpretar como unas reliquias utilizadas por los antiguos sacerdotes de la Atlántida), el martillo de Thor de propiedades estremecedoras,  la espada de Turingia que perteneció al emperador Federico I Barbarroja (según la leyenda, aquel que la encontrase sería el encargado de llevar a los alemanes hacia la victoria, de ahí el interés de Hitler por hallarla), los restos del Arca dela Alianza a los que relacionaron con poderes especiales que podían ayudar a ganar la guerra (para su búsqueda montaron la Operación Trompetas de Jericó), la Piedra del destino (sobre la que reposó Jacob su cabeza cuando tuvo la conocida visión de una escalera que subía hasta el cielo y tras distintas vueltas llegó a Irlanda y Escocia - sobre ella se coronaron sus reyes-  hasta avabar en la Abadía de Westminter en Londres. Conocedores los ingleses del interés de los nazis por apropiársela, ante la posibilidad de una invasión, la escondieron)  y la Lanza del destino (la que utilizó Longinos para atravesar el costado de Jesús). Según la leyenda, el poseedor de la lanza no sería vencido en el campo de batalla y tendría el destino del mundo para bien o para mal. Una de las cuatro identificadas estaba en el Museo del palacio vienés de Hofburg. Hitler estaba obsesionado con ella desde sus tiempos mozos en Viena. Ya en el poder, Hitler, tras la anexión de Austria y su desfile triunfal por Viena,  fue al palacio de Hofburg para ver (estuvo una hora ante ella meditando en silencio) y, a la vez, reclamar la lanza. Ordenó preparar su traslado que no se hizo efectivo hasta 1938 en que fue llevada a Nuremberg donde fue encontrada por los aliados tras la conquista de la ciudad.

Sin embargo,  de todos los objetos de poder el más buscado por los nazis fue la copa sagrada, el Santo Grial. Una reliquia que proporcionaría a su descubridor la vida eterna. La historia del Grial es muy compleja llena de leyendas e interpretaciones. En primer lugar centraron su búsqueda en el sur de Francia al creer que estuvo en poder de los cátaros. Cuando la persecución contra los cátaros estaba llegando a su final, los últimos supervivientes se hicieron fuertes en Montsegur. Tras un largo asedio, Montsegur se rindió y los líderes cátaros con más de 200 seguidores fueron quemados vivos (marzo, 1244). Según la tradición, antes de la caída, algunos se descolgarían por la roca llevando su tesoro que escondieron en algunas cuevas y rutas cercanas, ¿estaba el Grial en este tesoro? En esta zona centró sus esfuerzos Otto Rahn, captado por la Ahnenerbe, para encontrarlo, contactó con arqueólogos franceses, inspeccionó todas las grutas en torno a  Montsegur… pero todos sus esfuerzos fueron en vano. En junio de 1943, parece (no es seguro) que Himmler volvió a enviar una expedición a Montsegur, al mando del prestigioso militar Skorzeny, para descubrir los restos del tesoro cátaro. 
Resultado de imagen de Hitler en Montserrat
Himmler en Montserrat
Pero no solo en el sur de Francia buscaron los nazis el Santo Grial. El autor relata con cierto detalle el viaje de Himmler a España, tras pasar por varios lugares de nuestra geografía llegó a Montserrat donde esperaba encontrar pistas sobre el Grial o el Grial mismo.

Cuando los nazis constataron que no podían ganar la Guerra y que se acercaba el final del Reich, parece que buscaron refugios seguros para esconder algunos tesoros muy valiosos y documentos comprometedores. Los rumores y leyendas sobre estos escondrijos atrajeron la atención de algunos gobiernos y de muchos cazatesoros. Nuestro autor se ocupa de aclarar lo que sabemos de algunos de ellos, por ejemplo: la gran cantidad de cajas con Libras Esterlinas falsificadas que cayeron al lago Toplitz en los Alpes austriacos  o el pecio de Wilhelm Gustloff hundido en el Báltico con un gran tesoro en su interior. Una de las búsquedas más intensas ha sido la de la famosa Cámara de Ámbar. Era una habitación forrada con paneles de ámbar (400 kg.) que Federico Guillermo de Prusia regaló al zar Pedro el Grande. En Rusia, el primer destino de la Cámara fue el Palacio de Invierno, pero en 1755 se trasladó al Palacio de Catalina en Tsárskoye Selo. Cuando los alemanes invadieron  la URSS, los soviéticos intentaron trasladar la cámara, pero no les dio tiempo. Los nazis desmontaron la cámara y la llevaron a Königsberg, aquí estuvo hasta el final de la guerra cuando se perdió su pista, ¿fue destruida por los bombardeos aéreos? ¿Fue desmontada y escondida por los alemanes? Los rusos la buscaron durante años desesperadamente sin resultado.

La reciente película The Munuments Men (2014) ha puesto de actualidad el programa, en el que participaron más de 400 personas, puesto en marcha por Estados Unidos para  salvar monumentos y recuperar obras de arte, joyas…  robadas y escondidas por los nazis (pudieron rapiñar unos cinco millones de obras de arte, tal vez la más famosa el Políptico de la Adoración del Cordero Místico que hoy podemos contemplar en la Catedral de San Bavón en Gante).

Cierran el libro dos curiosos capítulos. El 9 explica cómo Himmler y la Ahnenerbe pusieron mucho empeño en encontrar la tumba de Alarico I el Viejo que, tras saquear Roma en el 410, se hizo con grandes tesoros entre los que se podía encontrar parte del botín que los romanos tomaron del templo de Jerusalén en el año 70 y pudo ser parte del ajuar funerario de Alarico. En el capítulo 10 se trata del interés de los nazis por estudiar las características físicas de los guanches canarios que tal vez podían ser supervivientes de los atlantes, ¡siempre en busca de los orígenes de la raza aria!.

La obra en la Web de la editorial (hoja promocional y comenzar a leer):
  

miércoles, 29 de noviembre de 2017

PACTO BRIAND-KELLOG (1928)

El 2 de abril de 1927 el Ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Aristide Briand, lanzó un mensaje al "pueblo americano", en el décimo aniversario de la entrada de Estados Unidos en la I Guerra Mundial, que se precisó en una nota al Secretario de Estado norteamericano Frank B. Kellog sugiriendo un compromiso recíproco de renunciar a la guerra como medio político. El conflicto entre ambos países no era previsible, sus roces se referían únicamente al tema de la deuda derivada de la Guerra.

F. B. Kellog respondió proponiendo que el pacto fuese multilateral y este pacto sería propuesto a todas las naciones. A Francia le entraron dudas si ello sería  compatible con las sanciones previstas en el pacto de la SDN, por ello, en marzo de 1928, propuso que la universal renuncia a la guerra no incidiría en los acuerdos del pacto de la SDN ni impediría el derecho a la legítima defensa. Estados Unidos aceptó estas condicione

El 27 de agosto de 1928, en París, quince Estados (Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Japón, Inglaterra...) firmaron el pacto de renuncia general a la guerra y del compromiso de una búsqueda pacífica a todos los conflictos: el Pacto Briand-Kellog. Pronto se adhirieron 57 estados (entre ellos la URSS). Quedaron fuera solo cinco Estados constituidos: Argentina, Bolivia, Brasil, Arabia y Yemen
Briand, Herryck y Kellog posan tras la firma del pacto Briand-Kellog

Briand, Herryck y Kellog posan tras la firma del pacto Briand-Kellog. ARTEHISTORIA

Algunos autores han tildado a este pacto de "angelical", "victoria teatral" y han resaltado algunos "defectos" que impedirían su cumplimiento: no establecía ningún método para  obligar a su cumplimiento, el reconocimiento del derecho a la autodefensa armada o la nula capacidad coercitiva del tribunal de arbitraje. No consiguió evitar las agresiones que se produjeron en los años 30 como preludio de la II Guerra Mundial

Tratado de Renuncia a la Guerra - Pacto Brian-Kellog (1928) 

"El Presidente del Reich alemán; el Presidente de los Estados Unidos de América; Su Majestad el Rey de los belgas; el Presidente de la República Francesa; Su Majestad el Rey de Gran Bretaña, Irlanda y los territorios británicos de ultramar, Emperador de las Indias; Su Majestad el Rey de Italia; Su Majestad el Emperador del Japón; el Presi-dente de la República de Polonia; el Presidente de la República Checoeslovaca. Con el sentimiento profundo del deber que les incumbe de promover el bienestar de la humanidad; Persuadidos de que ha llegado el momento de proceder a una tranca renuncia de la guerra como instrumento de política nacional, a fin de que las relaciones pacíficas y amistosas que existen actualmente entre sus pueblos puedan perpetrarse; Convencidos de que todos los cambios en sus relaciones mutuas sólo deben bus-carse por procedimientos pacíficos y realizarse en el orden y la paz, y que toda poten-cia signataria que en adelante buscase promover sus intereses nacionales recurriendo a la guerra deberá ser privada del beneficio del presente tratado; Esperanzados en que, estimuladas por su ejemplo, todas las otras naciones del mundo se unirán a este esfuerzo humanitario y, adhiriendo al presente tratado tan pronto como él entre en vigor, pondrán a sus pueblos en condiciones de aprovechar sus beneficiosas estipulaciones, uniendo así a las naciones civilizadas del mundo en una renuncia común a la guerra como instrumento de su política nacional. Han decidido concluir un tratado, designando a este efecto como sus plenipotencia-rios a quienes, habiéndose comunicado mutuamente sus plenos poderes, reconocidos en buena y debida forma, se pusieron de acuerdo sobre los artículos siguientes: 

Artículo 1. Las Altas Partes Contratantes, en nombre de sus pueblos respectivos, declaran solemnemente que condenan el recurso de la guerra para la solución de las controversias internacionales y que renuncian a él como instrumento de política nacional en sus relaciones mutuas. 

Artículo 2. Las Altas Partes Contratantes reconocen que el arreglo o la solución de todas las controversias o conflictos, cualquiera sea su naturaleza u origen, que pudieran surgir entre ellos, no deberá jamás buscarse sino por medios pacíficos. 

LEER EL RESTO DEL TRATADO EN:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...